¿Por qué necesitas un entrenador?

0

Hoy te traemos seis razones principales por las que trabajar con un/a entrenador/a puede ser una buena idea

L@s que estamos en el mundo del deporte, tanto amateur como profesional, tenemos diferentes razones para plantearnos el contratar a un/a entrenador/a de triatlón. Tal vez seas un/a principiante que busques orientación básica para navegar en el mundo del triatlón porque no sabes por dónde empezar, o tal vez seas un/a atleta avanzad@ que busques ir un poco más allá en tus resultados.


  1. TENDRÁS UN ENTRENO ESTRUCTURADO DE MANERA ORDENADA

Much@s triatletas salen y hacen lo que quieren en un día determinado. Nadan cuando quieren nadar, van en bicicleta cuando quieren ir en bicicleta y corren cuando quieren correr. A menudo hay poca estructura. Aunque un entrenamiento descuidado como este puede conducir a un estilo de vida saludable, no es la mejor manera de ser más rápid@ o eficiente, ya que incluso podemos llegar a lesionarnos. L@s buen@s entrenador@s aplicarán estructura en el entrenamiento de una manera científicamente probada que maximizará tu rendimiento el día de la carrera. Aprovechan principios como la periodización, la especificidad y el pico para construir un macrociclo que te permitirá aprovechar al máximo tu entrenamiento. Y lo que es más, no tendrás que preocuparse por los detalles, ese es el trabajo de tu entrenador/a. Lo que nos lleva a la segunda razón por la que debe contar con un/a entrenador/a:


  1. PUEDES APLICAR TODA TU ENERGÍA MENTAL EN ENTRENAMIENTOS CLAVES

Los planes de entrenamiento generales son difíciles de cumplir y probablemente no sean ideales para nadie; sin embargo, disponer de un propio plan de entrenamiento desarrollado específicamente para ti, idílico, que se adapte a tu vida pero que cubra todo lo que necesitas hacer para ser más eficiente, requiere de un tiempo extra. Además de ser técnicamente difícil, construir tu propio horario a menudo conduce a la ansiedad de que te estás perdiendo algo. Esto socava tu confianza y, a menudo, conduce a alteraciones deficientes del plan y a un entrenamiento fortuito. Tener un entrenador elimina las conjeturas de tu programación, lo que te permite tener un único enfoque: entrenar. Esto es mentalmente liberador y te permite canalizar tu energía en el entrenamiento tal cual, sin preocuparte por si estás haciendo lo correcto cada día.


  1. UN/A ENTRENADOR/A DE TRIATLÓN TE MOTIVA A SEGUIR ADELANTE

Por su propia naturaleza, l@s triatletas tienden a ser individuos disciplinad@s. Hay un dicho que cuenta que, si una empresa está buscando un/a trabajador/a incansable y disciplinad@, debería contratar a un/a triatleta. Sin embargo, eso no significa que este orden y rigor sea fácil. La disciplina requiere fuerza de voluntad, que es un recurso finito e incluso  a los mejores les puede fallar. Tener un entrenador que sigue tu progreso y  monitorea tus entrenamientos hace que sea más fácil abordar el plan. Nunca piensas “¿realmente necesito hacer esto hoy?” o “nadie sabrá si me salto este último intervalo o sesión”. Cuando tienes a alguien que te hace responsable, cuando tienes a tu propi@ Pepito Grillo, esas pequeñas voces disminuyen y es mucho más fácil simplemente hacerlo. Además, tu entrenador/a suele ser objetivo/a al repartir tanto entrenamientos difíciles como días de descanso.


  1. APRENDERÁS A SER MÁS EFICIENTE Y COMETERÁS MENOS ERRORES

L@s buen@s entrenador@s han pasado por lo mismo que tú. Deben ser expert@s en todo lo relacionado con el triatlón, incluyendo natación, ciclismo, carrera, nutrición, entrenamiento de fuerza, ciencias del ejercicio, equipación, etc. Acelera la curva de aprendizaje, lo que te ayuda a aprender buenas técnicas y prácticas de entrenamiento adecuadas desde el principio. Muchas personas aprenden con prueba y error, pero tener un/a entrenador/a puede eliminar muchas de esas pruebas para que tengas menos errores en el entrenamiento y las carreras. L@s buen@s entrenador@s te transmitirán su conocimiento y experiencia en una versión destilada, lo que te permitirá aprender exactamente lo que necesitas saber de la manera más eficiente posible.


  1. ¿SERÁS MÁS RÁPIDO Y EFICIENTE SI TENGO ENTRENADOR/A?

Es una lógica simple: si. Tu entrenamiento estará estructurado adecuadamente. Podrás dedicar toda tu energía a entrenar; estarás más motivado; alguien te guiará en el proceso de la manera más eficiente posible. Entonces… sí, serás más rapid@ y eficiente que es, al fin y al cabo, lo que much@s buscamos.


  1. AUNQUE NO LO PAREZCA, ES UN AHORRO ECONÓMICO

Gastar dinero cada mes en un/a entrenador/a de triatlón puede parecer excesivo en un deporte que ya tiene equipo costoso, pero si consideramos que probablemente entrenaremos un mínimo de seis meses entre 10 y 20 horas por semana (o más), si no sabes lo que estás haciendo, ese tiempo es tiempo perdido haciendo las cosas incorrectamente. Además, si corres en larga distancia, probablemente harás una o dos competiciones al año, por lo que querrás tener el mejor rendimiento posible en carrera.  Así pues, vale la pena invertir una pequeña cantidad en alguien que nos optimice tiempo, carga y descanso.


Valora estos puntos y ¡piénsatelo! Y, un último consejo… si te decides por tener un entrenador, asegúrate que sea alguien titulado. Aunque parece que todo el mundo es capaz de entrenar, sólo los que se han formado en este campo son los que saben qué es lo que más te conviene.


Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Judith Perez

Castelldefels, 1979. Maestra especialista en Educación Física. Triatleta popular, cerrando las clasificaciones. Mens sana in corpore sano.