El noruego de 24 años cerró el año pasado certificando que a día de hoy, es el mejor especialista a pruebas de un día de media distancia. Damos un repaso a los números que nos arroja su Strava

La receta para hacer un campeonísimo del mundo a la noruega tiene número: 1400 horas de entrenamiento. O lo que es lo mismo, entrenar cada día del año una media de más de 3 horas y media.

Matemática fácil, basta con sumar las cerca de 200 horas de natación con las 400 de carrera a pie y las casi 700 sobre las dos ruedas. Las 100 restantes las redondeamos con el trabajo de fuerza, core y acondicionamiento.

Para poneros en contexto, uno de los triatletas más en forma del momento de la larga distancia, Sam Long, publicó hace pocos días su total de horas en 2020, que se quedaba en 1468. Eso sí, el estadounidense no es precisamente un amante del descanso, ya que cimienta gran parte de buen rendimiento en carrera gracias a el enorme volumen que acumula.

Un año complicado también a nivel de logística de entrenamientos, pero que los noruegos han sabido salvar gracias a que son un grupo que está más que acostumbrado al trabajo indoor, por las evidentes condiciones climatológicas de su país natal, que además, ha sido muy flexible en cuanto a las restricciones.

Por ende, el 2020 ha sido un año dónde Gustav ha podido disfrutar del entrenamiento sin objetivos, algo que le hemos  visto hacer tanto a él como a Blummenfelt en los períodos de fuera de temporada, dónde se dan un ‘respiro’ de las órdenes de los entrenadores, y no por ello, reducen las horas de entrenamiento, sino que en muchos casos, aumenta considerablemente.

De esta forma, hemos visto como el pico de horas se produjo en pleno marzo, cuando Iden sumó la friolera de 46 horas de entrenamiento en una sola semana.

El 90% de sus entrenamientos están colgados en la app naranja, dónde solo no computa el volumen en el gimnasio, que hemos aproximado que se quedaría en la centena, como media de lo que acumulan otros atletas.

Un verdadero ‘puntazo’ sería el de conocer las zonas dónde se han movido durante las 1400 horas, a sabiendas de que el Team Norway es muy partidario del entrenamiento en zonas 1 y 2, siendo estas muy fáciles, y de un pequeño porcentaje en ritmo de carrera o velocidad.

Si bien un triatleta profesional ‘trabaja’ las 24h del día, a esta descomunal cifra debemos sumarle las horas de técnica, estrategia, trabajo psicológico y otras destrezas que un deportista de la talla de Iden debe de trabajar para poder rendir al 100% el día D.

Una formación en múltiples aspectos que se combinaron el pasado 6 de diciembre para coronarlo como el primer ganador del PTO Championship, la carrera con más nivel de los últimos tiempos, dónde el de Bergen fue el más listo de la clase, y ejecutó una carrera de libro. Kudos para él y para el cuerpo técnico del Team Norway.

Su perfil de Strava, aquí.

Comentarios

comentarios