(Facebook de Javier Gómez Noya)

En una entrevista para la revista 220 Triathlon, el múltiple campeón mundial. El Capitán, explicó todos los detalles de su vida y planes de futuro antes de dar comienzo a una nueva temporada de victorias ganando el Challenge Cancún en México.

Después de un año de interrupción, el triatlón está empezando a recuperarse. Antes de su regreso a la competición en el Challenge Cancún, Javier Gómez explicó todas las novedades relacionadas con su plan de entrenamiento, los planes del verano y de cómo afrontar el encierro. 

En ese momento Gómez Noya se encontraba en México “acabando de terminar su carrera matutina”. El atleta se econtraba contento y feliz, con ganas de pasárselo bien en el Challenge Cancún y darlo todo (tal y como hizo finalmente). Pero tal y como él afirmó, aunque esta iba a ser “la primera carrera en mucho tiempo”, pero realmente le servía más como “una carrera de entrenamiento”. “Mediante este entrenamiento aquí en el calor, mi objetivo era hacer una carrera en las mismas condiciones que en Tokio, y esta carrera en Cancún encajaba perfectamente”.

Por lo tanto, a pesar de ganar el Challenge Cancún, Gómez Noya se estaba simplemente “preparando” para las condiciones que le esperan en Japón. “Veré cómo se siente el cuerpo y luego reduciré la marcha un poco para Yokohama para la WTS, que será la siguiente prueba”.

Una cuarentena muy variada de sensaciones 

Respecto a sus entrenamientos, el atleta gallego afirma que, pese a las condiciones sanitarias de este último año, “las sesiones han ido bastante bien. Tuvimos algunas restricciones, pero las piscinas estaban abiertas y como atletas profesionales tenemos siempre un lugar para entrenar, slo que teníamos que entrenar solos”.

Entre broma y broma, Javi afirma que la cuarentena le ha servido más que nada para aprender trucos de cocina. “¡He cocinado un poco! Mi mujer es mucho mejor que yo, pero al principio de la pandemia ella estaba en Nueva Zelanda, y yo en España, y ella no podía viajar, así que pasamos un tiempo separados. Ella me animó a hacer algunas galletas y un par de cosas en la cocina”. Pero no todo fueron recetas y nuevas aficiones para el triatleta olímpico. Igual que a la mayoría de nosotros, la cuarentena se le hizo cuesta arriba: “intenté seguir entrenando en casa, pero llegó un momento en que decidí hacer un pequeño descanso y recuperarme un poco después de tantos años a un ritmo tan intenso. Pensé que tal vez era bueno dejar que el cuerpo se recuperara y, con suerte, hacer mi carrera durará más en el futuro”, comenta Gómez Noya sobre su estrategia en el encierro.

Esto no han sido todos los cambios en su forma de pensar. También comenta que, en primer lugar: “el estilo de vida que tenía antes era una locura. Estábamos acostumbrados, pero viajar de un lado a otro del mundo prácticamente todas las semanas es una locura. Y siendo sincero, no fue malo para mí tener más tiempo de tranquilidad en casa. Probablemente necesitaba un pequeño descanso, y en ese sentido fue bueno para mí.

En segundo lugar, comenta que, sin embargo, “llegó un punto en el que empiezas a perderte las carreras y ves a muchos triatletas y amigos luchando por la situación, sin poder competir y hacer su trabajo. A mí me pasa lo mismo, pero supongo que los que llevamos más tiempo, probablemente nos lo tomamos con más calma y no nos estresamos tanto”.

Unos Juegos Olímpicos con mucha competencia

“Creo que la diferencia entre estas Olimpiadas y las demás es que parecen mucho más abiertas. Recuerdo que antes de Londres éramos claramente los Brownlees y yo… Habíamos dominado tanto en los años anteriores que era probable que fuera una batalla entre ellos y yo, confiesa el atleta gallego sobre su perspectiva en cuanto a competencia.

“En Río probablemente fue un poco así, aunque me rompí el codo y no pude llegar a la línea de salida. Pero si ves los resultados de los dos últimos años y la WTCS (Serie de Campeonatos Mundiales de Triatlón), especialmente en 2019, el podio fue diferente en cada carrera. Eso significa que ahora hay mucha gente que en su buen día puede ganar la carrera. Lo veo muy abierto, comenta finalmente Gómez Noya sobre este tema, consciente de que el nivel está muy alto este año.

No obstante, está muy motivado desde su lesión en Río: “si hubiera corrido en Río no sé si estaría aquí. Probablemente estaría más centrado en larga distancia, pero ya sabes, quería ir a los Juegos Olímpicos una vez más y demostrarme a mí mismo que todavía puedo conseguir cosas en corta distancia, afirma Javier. “Fue una decepción en 2016. Quiero hacer mis últimos Juegos Olímpicos y correr allí, sin lesionarme como antes“.

Javier Gómez Noya dejará la corta distancia después de los JJ.OO

El atleta afirma que “sigue motivado e ilusionado con el futuro en la larga distancia”. “Es algo nuevo para mí aunque lleve tanto tiempo compitiendo. Es un tipo de preparación diferente y estoy entusiasmado con ello, así que probablemente mi carrera deportiva se encarará hacia la larga distancia”

¿Qué será de El Capitán el resto de 2021?

“Supongo que todo depende de cómo esté en las Series Mundiales. Si tengo posibilidades de terminar las Series Mundiales con buenos resultados en el podio, probablemente haré la Gran Final y una o dos carreras si se dan”, afirma con un mensaje final que, para muchos, es muy triste, pues es impresionante verle competir en cualquier sitio.

“Si no, probablemente me centraré en la larga distancia y trataré de prepararme para Kona. Ya estoy clasificado para los dos Mundiales 70.3 y para Kona, así que si se hacen finalmente me gustaría estar allí. Pero sí, hay que ir día a día en estos tiempos inciertos y ver cómo se desarrollan las cosas”. Así finaliza la entrevista el triatleta olímpico, con una buena noticia para el mundo del triatlón.

 

 

 

 

Comentarios

comentarios