Publicidad

La delegación nacional termina 3ª en el medallero del Campeonato de Europa celebrado durante este fin de semana en Glasgow.

Hubo años de dudas. Tras aquellas décadas en las que los atletas españoles luchaban por todo en Mundiales y Juegos Olímpicos -sobre todo en fondo y medio fondo- algunos no confiaban en el relevo generacional. Pero este fin de semana ha servido para demostrar que la selección española de atletismo tiene presente. Y futuro. Los números lo corroboran: 6 medallas, 3 de ellas de oro, en unos Campeonatos de Europa en pista cubierta que han sido absolutamente vibrantes.

El combinado español vuelve de Glasgow con tres victorias para el recuerdo: Ana Peleteiro (triple salto), Jorge Ureña (heptatlón) y Álvaro de Arriba (800 m.). Además, Husillos logró en los 400 m. una plata con la que se saca la espina de lo ocurrido en el Mundial indoor del año pasado, donde fue descalificado después de ganar su carrera. El propio Husillos repitió plata en el relevo del 4×400, donde solo la Bélgica de los hermanos Borlee fue más rápida que España. Para guinda, el bronce de Jesús Gómez en una final de los 1.500 m. en la que el burgalés luchó de tú a tú con los mejores del continente hasta prácticamente el final.

Solo Polonia (5 oros y 2 platas) y Gran Bretaña (4 oros, 6 platas y 2 bronces) superan a España en el medallero de Glasgow 2019, unos campeonatos que coronaron a atletas como Laura Muir, Jakob Ingebrigtsen, Marcel Lewandowski, Ivana Spanovic, Gianmarco Tamberi o Karsten Warholm. 

Publicidad
Publicidad