Publicidad

Aún con la polémica reciente del video en el que el motorista se jactaba de su poder adquisitivo, Espargaró tira de talonario para ampliar su particular museo.

Aleix Espargaró ha amplido su particular museo con la Bianchi con la que el ciclista esloveno Primoz Roglic se impuso en La Vuelta a España en 2020. Roglic consiguó su segunda victoria en la ronda española tras un decepcionante Tour y, ahora, la bici de la gesta ha pasado a manos del piloto de Aprilia.

Si bien no se conocen los importes de la operación, está claro que Espargaró se ha dado un nuevo capricho aún con las brasas del polémico video en el que el catalán afincado en Andorra hacía alardes de sus ingresos en una broma privada que le ha dado algún que otro problema al piloto catalán

Si bien el mismo protagonista comentaba que se trataba de un video privado en el que hacía una broma y se disculpaba en las redes sociales,  la polémica ha incendiado las redes hasta el punto que Orbea, marca patrocinadora del piloto se vio obligada a emitir un comunicado en redes sociales para desmarcarse de la actitud de Espargaró.

Publicidad

Sin ánimo de disculparle obviamente es una patinada pero ya explica aquí su situación en una charla en directo que tuvimos con Espargaró durante el confinamiento

 

 

Publicidad