Publicidad

El polémico médico deportivo Eufemiano Fuentes, protagonista de la Operación Puerto, es el entrevistado del próximo programa de ”Lo de Évole”

Cuando nos preguntamos si los países están ‘al loro’ de las políticas de dopaje que ciertamente están siguiendo algunos de sus mejores deportistas, nos sorprende escuchar que en muchos casos, llegan estar hasta subvencionadas.

Un hecho que ha sacado a la luz una de las personas que más sabe -y más calla- en todo lo relacionado con el dopaje en Europa, Eufemiano Fuentes. Lo mejorcito de lo mejorcito ha pasado por su consulta antes de que este fuera intervenido por la Guardia Civil.

El médico, ginecólogo de especialización, aunque dedicado durante toda su carrera a la medicina del deporte, se ha convertido en todo un mito viviente -para lo bueno y para lo malo.

Publicidad

Puerto, Galgo… No son nombres de perros -aunque algún perro aparezca en sus papeles- sino que se trata de las Operaciones antidopaje más sonadas del deporte español, con implicaciones directas que salpicaron de lleno a las grandes instituciones públicas que deberían de velar por la salud y los valores éticos del deporte.

Eso sí, parece ser que Eufeminano está dispuesto a tirar de la manta y llevarse consigo no sólo a deportistas, sino a federaciones y países enteros.

Todo ello en el contexto de la entrevista que Jordi Évole le hace para su programa homónimo en la Sexta.

Hasta ahora, hemos podido disfrutar de un suculento adelanto:

 

Un médico al que se lo relaciona directamente con Marta Domínguez, Alejandro Valverde, el Real Madrid, y otras grandes figuras del deporte que supuestamente acudían a la consulta del médico porque él mismo hacía la labor de importar los medicamentos -de Andorra y otros países más laxos- para intervenir a cracks.

Muchos de ellos parece ser que dedicaban gran parte de su sueldo a ‘pulirse’ gracias a la ayuda de sustancias calificadas como dopaje.

Una línea muy fina que el mismo Eufemiano reconoce que ha sobrepasado en múltiples ocasiones para ”hacer trampas”, afirmando además, de que él solo se limitaba a hacer su trabajo, siendo los deportistas los que accedían a él a través de las propias federaciones.

Veremos qué joyas más nos tiene escondidas Fuentes, un hombre que con su varita ‘hacía campeones’ como churros.


Publicidad