Con la victorias en el Tour de Polonia y la Milan-San Remo, los dos ciclistas se consolidan como estrellas del pelotón internacional, con apenas 20 y 25 años

Está siendo una temporada atípica para todos, pero eso no ha quitado que las jóvenes promesas sigan reclamando un lugar entre los mejores del mundo, dentro de la peculiaridad del calendario del 2020.

Un plan de competición que no da para escoger mucho, y en el que se concentran un montón de carreras en un espacio ínfimo, hecho que saca a relucir una de los factores que más benefician a los corredores jóvenes, la capacidad de recuperación entre esfuerzos.

Además, estamos hablando de corredores capaces de ganar tanto en vueltas de más de un día -especialmente en el caso de Remco- como en clásicas de un día, como ya ha demostrado Wout Van Aert, eliminando a un pelotón entero en la Strade Bianche y ganando un sprint al mismísimo Alaphilippe en menos de una semana.

Dicho esto, y sin olvidarnos a mastodontes como Egan Bernal y Mathieu van der Poel, que ya tendrán su artículo, pasamos a nombrar las virtudes -por si algún lector se ha desconectado del mundo del pedal- de estos dos fuoriclasse.


Remco Evenepoel

El año pasado, ya sorprendió a todo el mundo con su victoria en la Clásica de San Sebastián, donde dio cátedra a todo el pelotón con una victoria magistral.

En este 2020, parece ser que el parón no ha ocurrido para él, puesto que ya suma 4 victorias generales a su palmarés. San Juan, Algarve, Burgos y Polonia lo sentencian a ser un corredor capaz de brillar en grandes vueltas, a la vez que puede hacerlo en un Mundial o cualquier carrera de prestigio que se le presente.

Con un estilo ‘vintage’, el corredor belga tiene todo lo necesario para ser un ganador: Agallas, talento, clase y un punto de suerte que parece jugar a su favor. Veremos si sigue manejando bien el ego que acumula a sus espaldas, y vemos como sigue creciendo una leyenda que justo ahora empieza a labrar.

El homenaje que tuvo en la última etapa de Polonia con su compañero Jakobsen, deja claro que mide el impacto de sus actos, ya que unos días antes se le había criticado por su ‘pretensiosa’ entrada a meta en Burgos.


Wout Van Aert

Los 5 años de diferencia que le saca a su compatriota Remco parecen dar sus frutos. Un corredor más peleado en el ciclocross y que lleva ‘mamando’ ciclismo desde muy pequeño, por lo que es el candidato ideal para reinar en los Monumentos, como hicieron Boonen o Cancellara en su momento.

Triple campeón del mundo de ciclocross, lo hemos visto ganar sprints, brillar contra el crono y hasta ‘robarle la cartera’ al que quizás es el mejor puncheur del mundo, Julian Alaphilippe.

Por ello y mucho más, solo nos queda sentarnos a disfrutar de la elección del jóven, quedarse como Rey de las Clásicas, o atacar una gran vuelta. El tiempo hablará.

Comentarios

comentarios