Publicidad

La triste noticia ocurrió ayer cuando Anna B.P. sufría una parada cardiorespiratoria a 300 metros de la meta en la carrera popular Maratón Vías Verdes disputada en Girona.

La joven, natural de Palamós (Girona) había participado durante todo el recorrido y preparado la prueba sin problemas pero la tragedia se vino a falta de escasos metros para cruzar la línea de meta, momento en que cayo al suelo en lo que pudo parecer un desmayo.

En la línea de llegada la esperaban sus padres, pareja y hermano que estuvieron acompañados en todo momento por la dirección de carrera y los organizadores que han comunicado que sus redes sociales permanecerán en silencio en señal de duelo por la fallecida.

A pesar de la rápida actuación del SEM y las medidas sanitarias de la organización no fue posible reanimarla por lo que tras una hora de intensa actividad se anunciaba la defunción de la corredora.

Publicidad

 

 

Publicidad