Publicidad

Fred Vergnoux, que hace ya diez temporadas que entrena la campeona olímpica Mireia Belmonte, además de ser el responsable de la selección, y no acostumbra a morderse la lengua cuando ve una injusticia hacia la natación

Los nadadores de alta competición están siendo los principales afectados por las medidas tomadas por el gobierno, que en el caso de Mireia Belmonte, no hace más que disipar sus opciones a medalla olímpica en Tokyo 2021, ya que el CAR de Sant Cugat sigue cerrado al ser provincia de Barcelona

“No entiendo por qué Messi entrena desde el viernes y Mireia no puede. Somos deportistas profesionales. Invito a los futbolistas a venir un día en el CAR a ver nuestro trabajo. Una semana sin piscina es un mes de trabajo perdido. Y llevamos ya nueve semanas.”

Vergnoux aclaró que le gusta mucho el fútbol y el Barça, y que tiene fotos con el astro argentino y Piqué, pero que hay cosas que no entiende. En tono de broma, añadió:

Publicidad

“Quizás en el próximo confinamiento, cada nadador deberá irse a vivir a casa de un futbolista, porque allí sí hay piscina”

Preguntado sobre si han intentado convencer al gobierno español sobre la necesidad de abrir las piscinas en la Fase 1 del desconfinamiento -sólo se podrá abrir la piscina del CAR, pero no las de los clubs- Vergnoux ha vuelto al tono más irónico:

“Quizás cuando nuestros gobernantes piensan en una piscina, les viene a la cabeza un lugar de picnic con tres mil personas. Nosotros usaríamos la piscina con distancia y además está demostrado científicamente que el virus se propaga tres veces menos a través del agua. Se podrá ir al bar a tomar una cerveza y no se puede entrenar “.

El responsable de natación de la Federación Española ha hablado en un coloquio del Banco Santander bajo la campaña 123aCorrer, -donde también participa Gómez Noya- que propulsa el deporte popular y femenino y que apadrinan Mireia Belmonte y la jugadora de bádminton Carolina Marín.

Fernando Rivas, técnico de Marín, también se ha mostrado crítico en la comparativa con el fútbol. Y Vergnoux no ha dejado a nadie indiferente con más confesiones como estas:

“Mireia no tiene neopreno y está esperando uno para poder nadar en el mar. El hecho de que se hayan cancelado los Juegos nos da un margen de 14 meses. Está claro que vamos a ir a buscar la medalla. Deportistas como Mireia o Carolina Marín no van a pasearse o a hacerse un tatuaje. “

Publicidad