Publicidad
Con motivo de La Marató de TV3, dedicada a las enfermedades del corazón, Javier Gómez Noya mostró su faceta más personal en una entrevista a Catalunya Ràdio. El gallego repasó una etapa complicada de su vida, cuando en 1999 le fue detectado un problema en el corazón y le dijeron que nunca más podría volver a competir.

Como cada año, La Marató de TV3 ha celebrado una nueva edición con el objetivo de recaudar fondos para la investigación y el tratamiento de enfermedades. En 2014 le ha tocado a las enfermedades del corazón y, por ello, el pasado viernes Javier Gómez Noya fue entrevistado en el programa “Catalunya Migdia Esports” de Catalunya Ràdio.

A sus 31 años, Gómez Noya acumula un palmarés de récord que, sin duda, irá a más. Cuatro campeonatos mundiales de distancia olímpica, uno de media distancia, medalla de plata en los Juegos de Londres 2012 y un campeonato del mundo de XTERRA. Todos ellos, títulos que podrían haberse quedado por el camino. El 1999, cuando el español empezaba a despuntar en categorías inferiores, le fue detectado un problema de corazón. EL CSD le inhabilitó y le quitaron la licencia para competir.

Una valvulopatía aórtica provocó que le dijeran que nunca más podría volver a practicar el triatlón. Afortunadamente, Gómez Noya no se rindió y consultó a otros especialistas, que le aseguraron que, con revisiones periódicas, podía seguir haciendo deporte. “Primero, me quedé muy preocupado por mi salud y, segundo, fue un palo tremendo por no poder hacer el deporte que me gusta. Pero la verdad es que me hizo madurar más rápido y hacerme mentalmente más duro” afirmó el gallego.

Pero el caso no acabó ahí. Pese a ganar el Campeonato del Mundo sub23 en 2003, el seleccionador no le llamó para los Juegos Olímpicos de Atenas del año siguiente, una decisión que creo suspicacias y polémica. Finalmente, tras problemas burocráticos con la Federación, el Consejo Superior de Deportes (CSD) lo acabó inhabilitando, obligando a Gómez Noya a tener que competir en Francia de forma privada.

Publicidad

El español apuntó que “con el tiempo intento ver siempre la parte positiva de las cosas que me han pasado. Fue una época de mi vida que me hizo perderme muchas competiciones en categorías inferiores pero ahora esa mejor psicológica se nota en las carreras”.

Respecto a su problema cardíaco, Gómez Noya descartó de momento una futura operación, aunque explicó que “dependerá de la evolución del problema, tanto si hago deporte como si no”.

Foto: Sport

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí