Publicidad

La campeona olímpica y doble campeona del mundo ha anunciado su regreso al trideporte con el objetivo de estar en el relevo mixto de Paris

La vida de un deportista funciona por motivaciones y objetivos. Ya seas el mejor del mundo o un principiante, no hay nada que de más vida que una meta, a corto o a largo plazo. Eso mismo motivó a una triatleta que ya lo había conseguido todo en triatlón, a probar en el atletismo.

Jorgensen sorprendía a todo el mundo del triatlón cuando en 2017 anunciaba que se retiraba de nuestro deporte para tratar de conseguir el oro en maratón. Una propósito que iba de la mano de otro gran evento en su vida: ser mamá. Todo ello, pocas semanas antes de debutar en la distancia de Filípides con una marca de 2:41:01. Una marca que daba señales de que la calidad de Jorgensen a pie podía darle muchas alegrías en sus nuevas andaduras. Gwen decidiría no ir a por el maratón de Tokio después de tener mala fortuna con las lesiones. Aún así, su reconversión a atleta de fondo como especialista en 5.000m sí que ha sido notablemente mejor: 15’10” como marca personal y un 9º puesto en los trials para Tokio.

¿Qué motiva a Gwen para volver?

La inclusión del relevo mixto en Tokio era el único hito que motivaba a la estadounidense para vinculada al triatlón después del oro en Rio. Sin embargo, después del nacimiento de su hijo un año después, su pasión por el atletismo se despertó con más fuerza que nunca. 5 años después, Gwen ha vuelto a ser mamá -este pasado octubre- y con ello, llega otro cambio en su vida. La deportista de 26 años quiere estar en sus terceros Juegos Olímpicos, con el relevo mixto como la diana en su nueva etapa. Jorgensen tiene poco tiempo. Según asegura en su último vídeo en Youtube, el evento de clasificación es en agosto, algo que la forzaría a competir antes de ese día.

Publicidad

En relación con la noticia que dábamos esta mañana, aún no sabemos si Jorgensen va a volver de la mano de Specialized. En las redes sociales de Gwen no hemos dejado de ver la S rasgada en estos años, ya que era habitual que complementase su volumen de carrera con entrenamiento cruzado en la bici y la piscina. Una gran noticia para el triatlón, que recupera una figura de talla mundial.

Publicidad