Publicidad

Kristian Blummenfelt sigue con su preparación para revalidar el título olímpico y desvela hasta qué punto miden todos los aspectos

ROAD TO PARÍS 2024: CALENDARIO Y TRAINING CAMP


Con la cancelación de la primera de las pruebas de las WTCS en Abu Dhabi, Kristian Blummenfelt ha viajado a Bergen (Noruega) para volver a pasar por el laboratorio y ver hasta que punto sus números son mejores que los datos sacados a principios de año.

Publicidad

Unos test que los hace justo antes de hacer un bloque de entrenamiento en Sierra Nevada y de volar a la segunda cita de las Word Series en Yocohama a principios de mayo “el objetivo en Yocohama es volver a ganar tal y como hice en el año olímpico. Sería una muy buena señal”. Tras esa segunda cita del calendario, al noruego tan sólo le quedará la prueba de Cagliari también en el mes de mayo antes de su gran objetivo del año, los Juegos Olímpicos de París 2024

MEDICIONES Y DATOS CUESTE LO QUE CUESTE


Desde hace muchos años es conocido como los noruegos tienen un gran equipo a su alrededor que buscan el máximo rendimiento de sus atletas y para ello, intentan recopilar la máxima información que les ayude a ajustar mucho mejor la planificación del entrenamiento de sus pupilos. 

En ese sentido y tal y como el propio Kristian Blummenfelt ha querido compartir con todos sus seguidores, para el test en bici realizado en el laboratorio, se ha tenido que introducir una pastilla por el culo con el objetivo de comprobar su temperatura central “a través de la pastilla que me voy a introducir por el culo vamos a comparar los datos con el de los nueve sensores CORE que nos vamos a poner por todo el cuerpo para comprobar que son datos fiables”. El calor es uno de los aspectos que más influyen en el rendimiento y es por ello que en los últimos años hemos visto cómo cada vez son más los deportistas profesionales utilizan dichos sensores e información

Además, y teniendo en cuenta que el equipo noruego con Kristian a la cabeza están a las puertas de volver a Sierra Nevada para hacer otro bloque de entrenamiento en altitud, también han querido comprobar y medir el volumen sanguíneoel objetivo de entrenar en altitud es ser capaces de incrementar el número de hemoglobina que tengo en el cuerpo. Por eso, todo ello lo medimos antes del bloque de entrenamiento en altitud, durante y después”. 

Al final, no se trata de sacar datos por sacar si no que cada número que obtienen les da una información muy valiosa para ajustar toda la planificación de entrenamiento con el único objetivo de intentar sacar el mejor rendimiento del día de la carrera

DATOS DE LOS TEST EN EL LABORATORIO 


Tal y como desvela Kristian Blummenfelt, los datos sobre todo de natación y de carrera a pie fueron muy positivos. 

En cuanto a la natación, tras un bloque de 8 series de 500 metros, hicieron un test que consistía en dos series de 200 metros con un descanso de hasta 10 minutos al máximo ritmo posiblehan sido mi mejor ritmo en un 200 desde que fui a Tokyo así que estoy muy contento”. Además, hemos podido ver como el noruego a añadido a sus filas a un entrenador de natación que le graba en la piscina para intentar pulir la técnicatener un entrenador que me está grabando sobre todo cuando voy a ritmo de carrera me ayuda mucho para que me ayude a corregir cualquier aspecto técnico

A lo que a la carrera a pie se refiere, el noruego ha querido comprobar su eficiencia corriendo a ritmos a los que cree que se puede ir en París “el objetivo es ser lo más eficientes a ritmos de 2:50 o 3:00 el kilómetro”. Para ello, hemos podido ver como hacía distintos test y ponía la máquina de correr a más de 23 kilómetros por hora (2:30 el kilómetro) “los datos nos han mostrado que al mismo ritmo que hace unos meses, el lactato es mucho menor”. 

Unos test que volverá a realizar tras su concentración en altitud

Publicidad