Publicidad

El triatleta sudafricano ha sufrido una fuerte caída en bicicleta mientras realizaba los últimos entrenamientos de cara a la Super League de Londres

Parece que la vida no deja de poner a prueba a Henri Schoeman. Después de conseguir la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Río en 2016, el triatleta sudafricano tenía la intención de mínimo igualar o mejorar esa posición en Tokio, pero, por desgracia, tres semanas antes de los Juegos, sufrió una lesión en el pie que le impedía correr.

A pesar de no saber si podría ni siquiera acabar la prueba, decidió montarse en el avión dirección Japón con la esperanza de que la adrenalina de la carrera, le permitiese olvidar el dolor y acabar la prueba. Esto no funcionó, se acabó rompiendo el hueso del astrágalo y tuvo que retirarse.

Publicidad

Desde entonces, Henri ha estado atravesando el año más difícil de su carrera. Cuando parecía que se había recuperado de la lesión, volvió a la competición en el PTO Canadian Open, donde finalizó el 35º. Tras esto, debía participar en los Commonwealth Games, pero, a pesar de encontrarse ya en Birmingham, decidió no tomar la salida en la carrera individual por salud mental.

Publicidad

Corrió la prueba de Relevos Mixtos y volvió a Durban (Sudáfrica), ciudad donde reside, para intentar «recargar las pilas» y participar en la Super League de Londres el próximo domingo 4 de septiembre. Ahora, por desgracia, en uno de los últimos entrenamientos de bici específicos de cara a esta prueba, ha sufrido una fuerte caída que lo vuelve a dejar fuera de juego.

Resiliencia

«No estoy seguro de qué decir. Los últimos 13 meses han sido los más difíciles de mi vida, justo cuando estoy a punto de comenzar mi primer bloque real de competiciones. Parece que tengo fracturado el codo y el brazo izquierdo en un accidente de bicicleta en el día de hoy. Mañana veré a algunos especialistas y me darán un diagnóstico completo. Por ahora se trata de tener fe y fortaleza. Esperando mejores noticias mañana«, ha compartido Schoeman en sus redes.

Por el momento no ha comunicado nada más, pero todo apunta a que estará fuera de juego durante otro largo periodo de tiempo.

Publicidad