Publicidad

El carácter y la ambición de Alistair y Johnatan Brownlee se proyectará en un ambicioso proyecto en los que los británicos quieren organizar el mayor espectáculo triatlético del mundo.

El contexto Brownlee Brothers

Mientras se asoma el final de las carreras deportivas de los Brownlee Brothers, parece que los hermanos que protagonizaron en su día la entrada en meta más épica (y tal vez ilegal) del deporte de las transiciones, alargan su ambición más allá de los títulos deportivos que poseen, y que no son pocos.

Publicidad

Mientras Jonhy. prepara lo que serían sus cuartos Juegos Olímpicos y Alistair intenta salvar las lesiones que le permitan dar su mejor versión en la larga distancia, van dando rienda suelta a su futuro sin dorsal pero sin abandonar las competiciones.

Los Brownlee empresarios

Recordemos que Alistair Brownlee, el mayor de los hermanos de Yorkshire, ya ocupa cargos administrativos en el Comité Olímpico, como ya narramos en una noticia anterior,  y tiene parte de su futuro encarado en ese ámbito, además de ser un aventajado inversor en algunos eventos de resistencia y,junto a su hermano, ya lanzaron una plataforma de entrenamientos para deportes de resistencia llamada Brownlee Fitness y también crearon la Brownlee Foundation, una organización benéfica que cumple diez años con el plausible objetivo de introducir a los niños en la actividad física.

Y es precisamente bajo el paraguas de esta fundación que los “alter ego” de nuestro capitán Gómez Noya, adquirieron TriHard, una empresa de eventos establecida en el Reino Unido que organiza carreras en el norte del país.

Eventos bajo el paraguas de TRIHARD

El plan actual es que todas los beneficios de los eventos de TriHard, incluido el prestigioso Helvellyn Triathlon y el recién creado Ripon Triathlon Festival, se destinen a financiar el trabajo de la Brownlee Foundation.

La fundación benéfica ha organizado eventos y actividades deportivas para más de 53,500 niños hasta la fecha, con un crecimiento exponencial los últimos años.

La adquisición de TriHard responde a una inversión empresarial pero también sentimental. El Helvellyn Triathlon, que celebra su 20 aniversario este año, tiene recuerdos entrañables para ambos Brownlees, ya que Alistair ganó el evento cuando tenía 19 años y un intrépido Jonny no apareció en la hoja de resultados oficiales debido a las linitaciones de edad del momento, aunque participó con un oermiso especial.

Ubicada en la pintoresca región de los Lagos en Cumbria, la zona más montañosa de Inglaterra, la carrera presenta una épica natació en el lago de Ullswater, el segundo lago más grande de la zona, seguido de un recorrido en bicicleta de 70kms que incluye una temida subida llamada “The Struggle”, antes de una carrera exigente de unos 15kms hasta la cima de Helvellyn, el tercer punto más alto de Inglaterra.

Es un escenario tan hermoso que Alistair regresó en 2020 para participar una vez más, y ganar nuevamente, solo un día después de quedar noveno en el Campeonato Mundial de Triatlón

El afecto de Brownlee por la carrera lo inspiró a persuadir a la Professional Triathletes Organization para que aportara $15,000 en premios ese año, para apoyar la carrera y fomentar la participación de profesionales.

Objetivo : Crear el próximo Challenge Roth en UK

Junto al Helvellyn Triathlon de septiembre, la adquisición de TriHard también incluye el Dalesman, que se fusionará con el Ripon Triathlon para formar parte del nuevo Ripon Triathlon Festival en Yorkshire en julio.

Los hermanos planean ofrecer un fin de semana con diferentes eventos, que incluirán triatlones de sprint, estándar, distancia media, natación en aguas abiertas y una variedad de carreras infantiles.

Jonny menciona que sueña con crear una atmósfera al estilo del Challenge Roth, donde cientos de miles de triatletas y seguidores se reúnen en el pequeño pueblo del sur de Alemania cada verano. “Queremos que toda la ciudad y la provincia den la acogida y calor a los tri atletas y visitantes como lo hace Roth”, dice. “Conseguir que todos se involucren y se beneficien de lo que puede llegar a ser”.

Alistair reconoce que es un objetivo ambicioso. “Es muy ambicioso, pero necesitas ambición. Ripon es un lugar excelente y perfecto para organizar un festival de triatlón, con campamento, comida, bebida y entretenimiento. Ese es el tipo de atmósfera que esperamos crear”.

Si algún lugar en Inglaterra tiene la posibilidad de recrear esa atmósfera, bien podría ser Ripon.

No le falta herencia deportiva, ya que fue sede del Grands Départ cuando el Tour de Francia visitó en 2014, donde 2.3 millones de espectadores se alinearon en las carreteras para las primeras dos etapas en el condado.

Queda por ver si los hermanos Brownlee pueden aportar el plus para aumentar la demanda de inscripciones y conciliar todos los factores necesarios para el ambicioso objetivo de emular lo que sucede en el mes de julio en la ciudad germana.

 

Publicidad