Publicidad

Desde el 22 de abril en Checoslovaquia y esta misma semana en Paises Bajos, los nadadores podrán utilizar las piscinas para entrenar respetando, obviamente las medidas sanitarias.

Tras más de un mes y medio, el miércoles volvieron a los entrenamientos en el agua los 8 nadadores y sus 4 entrenadores miembros del equipo nacional checo

Según informan los compañeros de nataccion.com, la federación checa dispone en exclusividad de la piscina de Podoli, de 50 metros, al aire libre y con agua climatizada para poder realizar sus dos sesiones diarias de entrenamiento, de cara al Europeo de Budapest (previsto en principio para el mes de agosto), el Mundial de piscina corta de Abu Dabi (diciembre de 2020) y los Juegos Olímpicos de Tokio (agosto de 2021).

Jan Micka, principal referente  de la natación checa declaró tras el primer contacto con la piscina “He estado entrenando en una piscina contracorriente, por lo que ahora la piscina de 50 metros se me hace muy larga

Publicidad

Por su parte el miércoles 29 de abril es la fecha en la que Holanda permitirá el acceso a las piscinas a los deportistas de élite que podrán retomar sus entrenamientos,  respetando la distancia social y cuidando las medidas de higiene dictadas por Sanidad,

[embedyt] https://www.youtube.com/embed?listType=playlist&list=PLTPHfW6qV-ot0i0lQkvuwj0-CojyYey9H&v=zgIS9Dg0cwQ[/embedyt]

Publicidad