Publicidad

El gobierno de Ucraina ofrece desde hace unas semanas, la posibilidad de visitar la zona de exclusión del que fue el mayor accidente nuclear de la historia, hace ya 34 años

Aunque a priori no pueda parecer un lugar idílico para visitar, lo cierto es que la ciudad de Prípiat se ha convertido en un foco de turismo, de todos aquellos que quieren conocer más sobre la catástrofe del 26 de abril de 1986.

Aún así, el gobierno local ha querido incentivar el turismo salud, con la inclusión de una ruta de bici -con descansos y a ritmo muy suave- para visitar los restos, y la zona que tuvo que ser abandonada, luego del desastre medioambiental.

Creada por la Agencia Estatal de Ucrania para la Gestión de Zonas de Exclusión, la ruta tiene 45 km de largo y pretende ser una forma segura de explorar la vida salvaje y la historia de la zona, que se ha visto alterada en gran medida, por la radiación del accidente.

Publicidad

Cada grupo contará con dos acompañantes. Además, los participantes de la excursión estarán acompañados de vehículos, por si en algún momento deciden abandonar el tour.

La ruta se abrirá en el verano que viene, aunque ya se están estableciendo las diferentes paradas en las que la visita va a hacer una pausa a modo de explicación de lo sucedido.

Publicidad