Publicidad

El de CANYON ha concedido su habitual entrevista con Tri-mag, dónde ha desvelado sus previsiones para este mundial IRONMAN

Todos sabemos que 2022 no está siendo el año de Jan Frodeno. Sin embargo, el vigente campeón del mundo (en la isla) ha decidido que ver el espectáculo en primera persona era la mejor manera para tomar las medidas del que va a ser su último baile la temporada que viene.

Siendo honestos, Frodo está en Kona porqué su presencia -compita o no- es garantía de atracción de público, y más en un año en la que Big Island va a estar ‘petado’ de rookies. Así pues, las entrevistas previas al día D no podían faltar en los planes del alemán. En esta ocasión, ha concedido la exclusiva a la prestigiosa revista Tri-mag alemana, que se ha trasladado a Kona para cubrir la carrera de primera mano.

¿Quién se llevará la corona?

Y cuando le preguntan por sus dos favoritos, Frodeno lo tiene claro: Kristian Blummenfelt y Gustav Iden. Aunque no se moja con uno de los dos, sabe que el título mundial podría teñirse del azul y rojo de la bandera noruega. Por su parte, espera que Lange complete una buena carrera.

Según él, todo dependerá de cómo colaboren en el grupo delantero para que los grandes remontadores a pie queden fuera de juego.

Publicidad

Los ojos puestos en ‘the last dance’

El tricampeón del mundo asegura además que desde que vive en Andorra, la altura está afectando sus niveles de sangre positivamente. De hecho, revela que en su primera sesión de nado en Kona, sentía que jamás había respirado así en la isla. Un dato a favor de cara al asalto a su último título mundial en 2023. Asimismo, Jan ha anunciado que su recuperación sigue evolucionando positivamente, con posibilidad de pedalear sin dolor, aunque está siendo precavido para meter intensidad y con mucha paciencia antes de volver a correr con normalidad.

Publicidad