Publicidad

El triatleta británico –poseedor del tiempo más rápido de bici+carrera en un LD– ha completado una sesión de 50km en terreno variado, a un ritmo medio de 3:33/km

Por estas fechas es habitual ver como muchos triatletas cierran el año deportivo por todo lo alto, con salidas de 200km o más en bici, o con el tradicional 100x100m nadando.

Sin embargo –y más allá de las San Silvestres– son pocos los que se lanzan a por un reto a pie. Aunque si te llamas Joe Skipper y eres un sub 2:40 en maratón de IRONMAN, quizás seas tu el que marque la senda.

Y así ha sido. El triatleta de 33 años, actualmente #7 del mundo en el ranking PTO, junto a su equipo, han recorrido la distancia entre Norwich y Lowestoft.

Las localizaciones no fueron escogidas al azar, puesto que ese es el trayecto que Skipper cubría cada día en tren para ir al colegio. El mismo triatleta explica como, cuando ya era mayor, su padre traía consigo la bici para que Joe volviera ‘echándole una carrera’ al tren, dónde viajaban sus hermanas.

Publicidad

Desde entonces, la idea de correr a pie entre las dos ciudades ha sido un recurrente en la vida de Skipper, aunque la dimensión de la ‘paliza’ siempre se ha interpuesto en la planificación del ganador del último IM UK y Chatanooga.

Finalmente, el crono final sería de 2h57’56”, lo que arroja un ritmo medio brutal de 3:33/km, acumulando un desnivel medio de más de 320m+ y con un pulso medio de 158ppm. Su paso por la maratón ha estado de 2h28’, simplemente brutal

El de Zone3 ha cerrado de esta manera, la mejor temporada de su vida, dónde ha demostrado ser uno de los triatletas más regulares y mejores ‘en seco’ de todo el planeta.

Dos triunfos en IRONMAN, además de podio en otros 2 y un 6º como peor resultado del 2021. Todas las maratones han estado entre 2:39 y 2:44, por lo que estamos ante un verdadero comekilómetros. Un nivel que le hemos podido ver a otros cracks como Bart Aernouts, aunque el belga sea un nadador más mediocre.

Publicidad