Publicidad

Suma y sigue para una espectacular segunda edición del Tradeinn 140.6INN, escenario de lujo para un campeonato de España para el recuerdo.

Son muchos destellos los que nos deja este campeonato de España de triatlón de Larga distancia en lo deportivo y muchos más en lo humano. Una prueba que se vivió con mucha intensidad desde primera hora de la mañana del domingo pero que arrancó la tarde del vienres con la expo, presentaciones, rueda de prensa y demás protocolos habituales y necesarios en un evento de estas características.

En lo competitivo vivimos la renovación del título que se prolonga en las vitrinas de Judith Corachán y Victor Arroyo. Ambos lograron cruzar la meta en primer lugar, que, en un evento y unos recorridos como los que presenta el TRADEINN 140.6INN tiene doble valor.

JUDITH CORACHÁN REINA EN PLATJA D’ARO

Publicidad

A pesar que los pronósticos la daban como la gran favorita, Judith no se relajó en ningún momento y vivió la carrera con la cautela, prudencia y respeto que exige cualquier cita en un deportista profesional. Corachán no quiso especular y salió con todo para liderar la carrera de principio a fin y superando los obstáculos de un circuito que conocía bien y sobretodo la lluvia que recibió a la de Sant Boi y a los primeros clasificados durante la segunda transición. Finalmente Judith siguió adelante y se impuso en la prueba con un registro final que no dejó lugar a dudas y unas sensaciones que nos dejan ver a una gran versión de Judith Corachán que, a pesar de renunciar al mundial, se consagra como una gran triatleta de nivel internacional.

La segunda posición del Tradeinn 140.6INN fue para Simona Krivankova que entró a 45 minutos de nuestra campeona mientras que la tercera plaza fue para Claire Weeller, 10 minutos más tarde. La también catalana Mireia Masip acompañó a Judith en el podio del campeonato de España mientras que la tercera plaza quedó desierta con la retirada de Patricia Bueno y los inconvenientes para asistir de Lucía Blanco.

EL GOLPE EN LA MESA DE VICTOR ARROYO


Venía con el título de campeón y muchos aspirantes a hacerse con ese preciado cinturón. A pesar de ello el madrileño se aferró a su gran estado de forma, una gran estrategia de carrera y su plus de motivación en tanto que inminente paternidad para remontar e ir de menos a más y cruzar la meta de PLatja D’Aro y alzar la cinta de Campeón de la prueba y Campeón de España, un doblete que significa mucho para nuestro amigo Arroyo en lo moral y como no, en lo económico.

Arroyo hizo una natación en sus números y salió 7 minutos por detrás de un espectacular Guillem Rojas que, una vez más, demostró ser el mejor nadador del circuito y repitió esa condición una vez más. Cerca de él dos especialistas más somo son Angel Salamanca y Carlos “Charli” díaz y tras ellos los Parrilla, Ugarte en un grupo perseguidor y más tarde “el becario” Manyà, Villarruel.

El sector de bici, decisivo, arranco con un intercambio de líderes entre Guillem Rojas, que pinchó en el km 10, mismo instante y lugar en el que Ugarte iba al suelo, momento que aprovecharon los perseguidores para tomar la iniciativa en carrera.

En ese sector era Pello Osoro el que recibía el mayor palo al averiarse el cambio de su Orbea y dejarle a “piñón fijo” durante el resto de los muchos kms que tenía por delante, solo jugando con los platos. Aún así el eibarrés, hizo…lo de Pello Osoro y llegó, trinchado, a la carrera a pie y continúo su prueba.

Ya en la T2 la lluvía más intensa recibía a Arroyo, que mantuvo su ritmo a la par que remontaba posiciones y a Mikel Ugarte que se había sobrepuesto a la caída. Bajo el corto chaparrón salían a correr en un mano a mano que duró casí 20 kms, momento en el que Arroyo puso una marcha más para desprenderse de la sombra del vasco y poner rumbo a la victoria.

Por detrás un valiente Guillem Rojas y nuestro becario se animaron a continuar en carrera a pesar de las no pocas dificultades y junto a Pello Osoro, Angel Salamanca y Nacho Villarruel se lanzaron a pelear por un tercer lugar en el podio . En la lucha cayó el bueno de Salamanca que finalmente no le aguantó el cuadríceps mientras que Rojas debía aflojar la marcha en la carrera a pie por la lesión arrastrada de su última competición con lo que la guerra quedaba entre nuestro becario y Osoro.

Por delante Arroyo no aflojó y se hizo con la victoria con una marca final de 8 horas y 23 minutos, casi 12 minutos de ventaja sobre el reciente fichaje de Zone3, MIkel Ugarte y, finalmente Roger Manyà se hizo fuerte en casa y mantuvo su podio hasta el final. Osoro fue finalmente cuarto y Nacho Villarruel completaba el prestigioso TOP5

TRADEINN 140.6INN SE CONSOLIDA


La segunda edición de esta prueba superó las mejores expectativas y fue valorado de manera notable por los participantes que cruzaban la inédita línea de meta que prepararon en Platja d’Aro.

Pere Lladó, director de la prueba, apuntó interesantes novedades de cara a 2023 que se harán públicas en los próximos meses y que pretende situar el evento y esta localidad como referencia nacional e internacional.

Habrá que esperar entonces a conocerlas y sin duda el año que viene tenemos una cita en Girona.

Publicidad