Publicidad
La locura de la Larga Distancia ha llegado a tal límite que son pocos los triatletas que antes de terminar el año no estén ya apuntados al reto que van a realizar en 2014

oriol

No solo para planificar la temporada adecuadamente sino sobre todo porque las plazas se agotan. Ese dinero e ilusión se harán realidad de aquí a 10 meses?

Seremos capaces de superar cualquier obstáculo que se ponga entre nosotros y el reto de aquí al día D; el trabajo…haré horas extras para poder llegar con los deberes cumplidos a julio y poder pedirme días de fiesta, seré el mejor padre del mundo para que luego comprendan mis ausencias durante las tiradas largas, ¿qué hay condiciones climáticas desfavorables? Eso no me hará retroceder en mi reto…pero la lesión? La lesión no es negociable… Sin duda es nuestro gran enemigo

¿Me recuperaré de la lesión? Podré acortar los plazos para llegar en forma? Tengo riesgo de lesión? … Los médicos nos comentaran; “esto depende de cada persona”…si pero  ¿de qué depende? ,¿ Que puedo hacer yo para volver cuanto antes…? Como puede ser que Puyol tenga lo mismo que yo y ya esté recuperado?

Publicidad

Lo primero que hay que hacer es aceptar el compromiso; cuando firmaste la hipoteca de ser un Ironman, la opción de la lesión estaba en la letra pequeña y lo sabías, así que ahora te toca encarar y ser un hombre/mujer  de hierro, también en esa situación. Así que déjate de quejarte y preocuparte y empieza a ocuparte de la situación, retoma el control.

Seguramente ya estás en la puerta del centro de rehabilitación, ¿pero y la parte psicológica y emocional? ¿Dónde la rehabilitaras?

Las últimas investigaciones apuntan que una atención a la parte mental, por parte de un psicólogo deportivo, optimiza la rehabilitación clásica, sobretodo en su adherencia al tratamiento, sentimiento de control, en estabilidad emocional y reducción de la ansiedad.

Algunas de las variables a evaluar y tratar serán:

  • Personalidad (cuidado a la impulsividad!),
  • Mentalidad (mantener un locus de control interno y tener siempre  la percepción que las cosas que me pasan dependen exclusivamente de mí y no de factores externos, que no controlo);
  • Hábitos de vida, sin descanso no hay mejora así que sería estricto con las 8h de sueño y que sean de calidad.
  • Estado emocional: entrenamiento diario con biofeedback de coherencia cardiaca, ya que se me privaba de hacer mi propia terapia diaria de felicidad: ejercicio físico. http://altrendiment.com/2013/11/11/entrenamiento-del-autocontrol-con-biofeedback/
  • Relajación muscular, reducir mi tensión e irritación para no descargar por la boca lo que no puede descargar por las piernas
  • Establecimiento de objetivos siguiendo la técnica del escalador.
  • Plantilla de autorregistro para día a día hacer un gráfico de mi evolución y percepción del dolor. 
  • Motivación: Estampar por la nevera, trabajo, en la taquilla del gimnasio y en mi propia mente, esos mantras que sé que en momentos de necesidad me dan fuerza y sentido a tal esfuerzo, así como ver ciertos vídeos de personas que han superado satisfactoriamente lesiones y han vuelto todavía más fuertes.
  • Terapia cognitiva: controlar las 24h del día los pensamientos intrusivos que no juegan a mi favor.
  • Visualización: muchos se habrán recuperado satisfactoriamente y el medico del deporte les dirá que estarán a tope para el día del Ironman, pero el miedo a rotar el hombro, a volverse a caer de la bici o impulsarse con fuerza en la maratón, estarán presentes el día de la carrera, para que eso no pase hace falta visualizar de forma satisfactoria y programar nuestra mente para el éxito.

@oriolmercade imagen portada www.libertaddigital.com

Comentarios

comentarios

Publicidad