Publicidad

El tres veces campeón de Europa y el Mundo de Ironman, comenta como preparó sus entrenamientos y como ha mejorado en tiempos de Covid

Esterillas, pesas, cintas de correr y de ciclismo… Ya hace dos años de que el Gobierno nos encerrara en casa debido al inicio de la pandemia. ¿Quién no habrá seguido recetas por internet con mal resultado, o quién no ha visto cada día vídeos de “coaches” por YouTube? Yo lo hice, y no tuve ningún problema.

La situación de entrenar en un piso pequeño o de retirar magdalenas quemadas del horno era un problema para los deportistas de élite. Aquellos que necesitan que la claustrofobia sea su máximo problema y poder salir a la calle a entrenar. Nadie se salvó de prepararse entre cuatro paredes, ni el más gran triatleta de todos lo tiempos, Jan Frodeno.

En una entrevista para el “Frankfurter Allgemene Sonntagzeitung”, el triple campeón del Mundo y de Europa de Ironman destaca que durante esa época “fui muy meticuloso y me centré en el proceso de mejora”. Una mejora, que a su edad -40 años-, puede parecer que no puede llegar; pero si algo ha demotrado Frodo es que le queda cuerda, y para mucho. Haciendo gala de su ambición, Frodeno también es realista: “Tengo la edad que tengo. Sé que en algún momento no podré mejorar”.

Publicidad

A todo deportista le llega su fin deportivamente hablando; y Frodeno no escapa de esa previsión. A pesar de eso, y mientras esté en activo, el alemán quiere sumar títulos a su vitrina. No le vale con el triunfo en Kona en 2019 tras la lesión en 2017 en Hawai; cosa que causó la cancelación del inicio de temporada de 2018.

Por lo que se refiere a 2020 y el año pasado, Frodeno no pudo volver a coronarse. La pandemia hacia estragos durante estos años, por eso el título de 2021 está agendado para el próximo mayo en la ciudad del estado norte-americano de Utah, St George; mientras que, se prevé que en octubre, vuelva la competición a Hawai.

En las dos ciudades norte-americanas, el alemán tendrá que vigilar al bicampeón Patrick Lange, a Kristian Blummenfet -campeón olímpico en Tokio- y a Gustav Iden. “La presión aumentará debido a la embestida de los noruegos”, se refería Frodeno respecto a los escandinavos.

A sus 40 años, el alemán se sincera sobre su momento actual: “Hasta ahora solo podía perder, pero ahora también puedo ganar. Ese sentimiento de incertidumbre sobre cómo puede resultar una gran carrera es el sentimiento que más espero”.

[embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=esBVs8eE8JQ[/embedyt]

Publicidad