Publicidad

Mario Mola logró otra temporada mágica en un 2018 que le ha coronado como “tricampeón” del mundo. Repasamos sus mejores imágenes en un año para el recuerdo.

Ha sido un año mágico para el gran Mario Mola. Este 2018 le ha consagrado como uno de los grandes de toda la historia ITU y nosotros, antes de que acabe el año, queríamos rendirle un pequeño homenaje. Hemos intentado resumir lo que ha sido su temporada en las Series Mundiales con 5 imágenes que muestran a la perfección lo que es el balear: sacrificio, talento, clase y superioridad. ¡Nadie pudo con él!

Hombre tranquilo


Foto de Tommy Zaferes

Tranquilidad y humor. Así entró Mario Mola al box de las Series Mundiales de Montreal. Sabía que el trabajo estaba hecho y sólo quedaba darlo todo para ganar. Pocas horas más tarde, al igual que en Yokohoma, Hamburgo y Edmonton, el balear se subió a lo más alto del podio.

Levantarse tras la derrota


Foto de Tommy Zaferes

A pesar de ser una temporada espectacular, Mario también tuvo días en los que fue “humano”. En Leeds fue superado por un gran Richard Murray, pero aquello sólo le dio más ganas de volver a ganar y proclamarse campeón del mundo por tercera vez consecutiva.

Publicidad

El duelo


 

Foto de Wagner Araujo

Si alguien le ha plantado cara a Mario Mola con regularidad durante este año, ese ha sido Vincent Luis. El francés acabó 2º en la clasificación general de las WTS pero su final de temporada también ha sido para quitarse el sombrero. Cada batalla en la carrera a pie entre estos dos compañeros de entrenamiento ha sido espectacular.

Sólo podía ganar uno


Foto de Tommy Zaferes

A pesar de que hombres como Vincent Luis se lo pusieron muy difícil, Mario Mola se impuso por encima de todo y de todos. Esta imagen de su victoria en Hamburgo refleja a la perfección el inigualable nivel al que el balear ha estado durante 2018.

Champán con sabor a victoria


Foto de Wagner Araujo

EL MOMENTO. Esta foto lo describe todo. Ese rostro de felicidad en el podio sólo se ve en campeones de talla mundial y Mario Mola ha vuelto a demostrar en 2018 que no tiene techo. Soñamos con que se repita esta imagen de la Gran Final de Gold Coast en Lausanne, la última prueba del circuito 2019 de las Series Mundiales.

Publicidad