Publicidad

Daniel Baekkegard no ha querido perder la oportunidad de proponer estas dos iniciativas a la franquicia Ironman

INTRODUCCIÓN


Daniel Baekkegard, actual número 11 del ranking PTO, ha concedido una entrevista para hablar sobre sus dos últimas victorias en tierras australianas y no ha perdido la oportunidad para mandar un mensaje a la franquicia Ironman en forma de propuestas. 

Publicidad

La temporada del danés ha sido bastante positiva a pesar de perderse el principal objetivo del año que no era otro que el Campeonato del Mundo Ironman en Niza. El Covid y los problemas gastrointestinales sufridos como gran parte de los participantes profesionales y grupos de edad en Singapore, le dejó fuera de una cita en la que tenía puesta toda su motivación tras perderse también la cita del 2022. 

Aún así, tal y como ha confesado el propio Baekkegard, la temporada ha sido bastante buena. Durante la primera parte de la temporada logró un gran 3º puesto en Clash Miami y un 5º puesto en el Ironman 70.3 Lanzarote antes de empezar con su tour en las pruebas de la PTO. Llegó a Ibiza y logró un 7º puesto que a la postre ha sido su peor resultado de la temporada y tras ser 4º en Roth, otro de sus objetivos del año, entró en la segunda parte de la temporada con dos 6º puestos en las otras dos pruebas de la PTO (US Open y Asian Open). Tras casi 1 mes sin poder entrenar por culpa del Covid, a finales de año viajó a tierras australianas con el objetivo de lograr el slot para el Mundial Ironman 2024 en el Ironman Western Australia. Una semana antes de esa cita, se presentó en Challenge Canberra (uno de los Media Distancia más exigentes) donde se llevó la victoria al igual que finalmente en el Ironman Western Australia logrando así el ansiado slot. 

IRONMAN WESTERN AUSTRALIA


El Ironman Western Australia fue una carrera donde se vivieron grandes momentos. 

La sueca Lisa Norden logró el récord en el sector de bici de un Larga Distancia con un tiempo de 4:21:15 superando por más de 1 minuto el tiempo logrado por Daniela Ryf unos meses antes den Challenge Roth

Matt Burton logró bajar de las 4 horas en los 180km del sector ciclista convirtiendo así en el 5 triatleta que logra semejante hito

Daniel Baekkegard logró batir el récord de la prueba con un tiempo de 7:34:23 y entrar dentro del Top5 de los triatletas más rápidos en recorrer un Larga Distancia

Pero por último, una triste noticia sacudió la prueba y fue la fea caída que sufrió el australiano Samuel Appleton durante la segunda vuelta del sector ciclista tras colisionar con un grupo de edad. Una triste acción que volvió a poner en tela de juicio la seguridad de una prueba de la franquicia Ironman y de la que el ganador de la prueba, Daniel Baekkegard, quiso opinar. 

PROPUESTAS DE DANIEL BAEKKEGARD


Durante el año ya hemos visto algunos sucesos muy graves en los eventos organizados por la franquicia Ironman. En el Ironman Frankfurt una colisión entre un motorista y un triatleta trajo un desenlace mortal, en el Ironman Irlanda dos triatletas fallecieron por las condiciones del mar y más recientemente, en el Ironman Western Australia, el triatleta profesional Samuel Appleton tuvo grandes heridas tras chocar contra un triatleta durante el segmento de la bici. 

Para intentar minimizar todos estos riesgos y aumentar la seguridad en las pruebas, Daniel Baekkegard ha querido poner sobre la mesa dos prepuestas a la franquicia Ironman 

  1. En Ironman 70.3 separar las carreras entre profesionales y grupos de edad

El danés propone que en las competiciones de Media Distancia se puedan hacer la carreras de los grupos de edad por la mañana y la de los PROs a partir del mediodía. De este modo, se podría ampliar el número de participantes para los grupos de edad, reducir el número de motos durante la carrera y minimizar el trafico logrando una mayor seguridad. 

Tal y como el propio Daniel Baekkegard confiesa, muchas veces el riesgo no está en el número de participantes si no en la habilidad de los mismos. Con esta propuesta, los triatletas profesionales no tendrían que sufrir el nerviosismo que muchas veces hay cuando se pasa a gran velocidad a otro triatleta o cuando se necesita coger avituallamiento y hay otros triatletas realizando lo mismo. 

Aún así, el coste que tendría tener que solicitar una ampliación en el número de horas para cerrar las carreteras puede que no fuese rentable para Ironman incluso ampliando el número de participantes. Un hecho, éste último, que incluso puede que no sucediese porque ya se está viendo que el número de participantes en las carreras está disminuyendo haciéndo que el sold out no llegue nunca

  1. Hacer circuito más espectaculares

Baekkegard cree que Ironman debe de realizar una nueva estrategia en la búsqueda de circuitos que pudieran ser más espectaculares para, de esta forma, distinguirse de la PTO y ofrecer un valor diferencial al triatleta. 

El danés pone el ejemplo de poder llegar a organizar un triatlón con una natación en el Lago Como, una subida a St Moritz y una carrera a pie en lo alto del pueblo. A pesar de que los kilómetros se pudieran ver modificados por ejemplo con una subida de 45k a St Moritz, el tiempo que se debería emplear sería similar y sería un recorrido mucho más espectacular. 

Publicidad