Publicidad

Hoy se cumple un lustro de que el atleta francés dejó de piedra al mundo del triatlón, luego de la noticia de su fallecimiento a sus 31 años

El triatlón se viste de luto cada 10 de noviembre, para recordar a un deportista que tanto ha marcado la historia de nuestro deporte. Un deportista muy querido por el resto de la élite mundial, y uno de los mejores de su generación.

Consiguió un 5º puesto en los Juegos Olímpicos de Londres, lo que significa que, dejando aparte los Brownlee y Gómez Noya que por aquél entonces comían aparte, Vidal hubiese sido el siguiente en la apuestas.

Una persona a la que el deporte le debe mucho, puesto que dedicó su vida a labrarse un camino como profesional, y a la par, la compartía con Andrea Hewitt, que el año pasado le dedicaba su victoria en la Copa del Mundo de Santo Domingo. No sólo era su pareja, sino que también se convirtió en su entrenador, después de que el francés sufriese un episodio de arritmias en 2014.

Publicidad

La última vez que lo vimos corriendo en territorio nacional, Vidal se llevó la plata en una Copa del Mundo de Banyoles el año 2012, en una carrera que ganó Lukas Verzbicas, que justo arrancaba su meteórica carrera.

Triatletas como Vincent Luis y otros grandes nombres del triatlón mundial, han rendido homenaje en sus redes, ya que Laurent fue el precursor de las mejores generaciones de Francia en el triatlón.

Publicidad