Publicidad

Los dos hermanos más laureados del trideporte se unen a la marca suiza y al PRO Triathlon Team para los próximos 3 años, cerrando así su tercer acuerdo luego de Boardman y Scott

Nuevos corceles para dos purasangres. Los Brownlees pedalearán encima de las timemachine durante las próximas temporadas.

“Muy emocionado de decir que montaré una BMC. He estado trabajando duro en mi posición y aerodinámica en el período previo al proyecto Sub 7 y algunos objetivos importantes en LD para este 2022. La búsqueda imparable para ser  lo más rápido posible”. Así rezaba el mayor de los hermanos en su post de Instagram. El bicampeón olímpico regresa a la primera línea mundial después de estar dos temporadas prácticamente OUT, con St.George, el Sub7 y Kona en el punto de mira.

En 2019 consiguió vencer en dos IM, y ganó un 70.3 además del segundo puesto en el Mundial de Niza, sólo superado por un intratable Iden. Y son muchas las voces que acreditan que, en un buen día, Alistair es capaz de vencer en Kona o en cualquier carrera, compita con Frodeno o con quién quiera. Sin embargo, sus últimos enfrentamientos (Kona y Port Elisabeth) se han saldado con victoria para el de Canyon. ¿Nos va a sorprender a todo en 2022?

Publicidad

Jonny, por su parte, será la baza de la marca en corta distancia –en larga ya tenían al equipo BMC como principal exponente, en el que van a estar los dos hermanos durante los próximos 3 años. De hecho, su intención es la de estar en París 2024, dónde llegaría con 35 años. Para 2022 sus principales objetivos serán los Commonwealth Games y la Superleague, dónde ha demostrado que puede estar en el top3 sea cuál sea el plantel/escenario que se presente.

David Zurcher, CEO de BMC Swiss, añadía: “BMC se enorgullece de desempeñar un papel fundamental en el mundo del triatlón. Durante la última década, hemos podido celebrar grandes éxitos con nuestros atletas y esperamos aumentar nuestro compromiso con el triatlón al mismo tiempo que damos la bienvenida de dos leyendas a la familia BMC”.

Publicidad