Publicidad

Desde hoy lunes la espectacular localidad del Alpe D’Huez cambia de protagonistas. Si hace unas horas eran los corredores de Le Tour quienes traían la emoción a estos lares, ahora son los triatletas los que toman el relevo para continuar haciendo historia en las míticas 21 curvas que forman el durísimo puerto.

El más madrugador fue el catalán Marcel Zamora que llegó hace unos días a la zona para seguir su plan de entrenamientos de cara a su objetivo de temporada como es el asalto al sexto Embrunman que le rompería el mítico desempate con el local Yves Cordier. Zamora es el máximo favorito al triunfo en la distancia short que se disputará el sabado.

También Alberto Bravo llegó el domingo con ganas de sumar una nueva participación. El de Salamanca competirá tambíen en el Duatlón que se celebrará la tarde del jueves aunque su objetivo será la distancia Half. Una distancia con la que también se atreve finalmente el flamante vencedor del triatlón de Vitoria Gsteiz 2015, Diego Paredes, que en un principio iba a competir en la distancia short. Paredes también se marca este año el ambicioso objetivo de Embrunman y no le vendrán nada mal al extremeño estos días por las alturas de los alpes franceses.

Otro de los nombres propios es Aimar Agirresarrobe. El vasco ha tenido una temporada complicada por las lesiones pero se espera que tenga opciones de pelear por el podio al igual que Alberto Casillas que llega al Alpe D’Huez con respeto pero con ganas de dar la campanada.

Publicidad

Finalmente no estarán en esta décima edición del Triathlon del Alpe D’Huez Pakillo Fernández, el madrileño Dani Múgica ni la atleta de Igualada Anna Noguera.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí