Publicidad

Los expertos de la Asociación Médica de Japón advierte que sin una cura será “extremadamente difícil” celebrar la cita olímpica

La XXXII Olimpiada podría pender de un hilo muy fino según Yoshitake Yokokura, presidente de la Asociación Médica de Japón (AMJ), uno de los órganos sanitarios más importantes del país nipón.

El COI junto al comité organizador, ya movió la fecha al 23 de julio de 2021, a la espera de que por aquél entonces, la situación se haya rebajado.


“Si no se ha desarrolla una vacuna efectiva, será difícil celebrar los Juegos Olímpicos”, afirmó Yokokura en una videoconferencia desde el Club de Corresponsales Extranjeros de Japón, en Tokio.

Publicidad

“No diría que no deberían celebrarse, pero sería extremadamente difícil”, agregó el mismo presidente de la AMJ, cuyos única labor es el de preservar la salud pública, algo que choca de lleno contra los objetivos económicos de los entes organizadores.

Yokokura instó a los principales órganos mundiales de salud a trabajar conjuntamente para desarrollar un fármaco contra el COVID.


Todo esto sumado al hecho de que la inminente crisis económica podrían precipitar el PIB del país, ya que se calcula que la posible pérdida de la olimpiada podría superar los dos puntos.

En cualquier caso, las declaraciones no fueron absolutas ya que no se conoce la situación global de la pandemia dentro de unos meses, ya que al ser un evento mundial, son muchos los factores que hacen volátil el emplazamiento de Tokyo 2021.

Publicidad