Los peligros de beber agua de más. La hiponatremia

0

Siempre se hacen posts acerca del fenómeno opuesto, la deshidratación, pero… ¿Qué ocurre si bebemos agua sin freno?

La hidratación es un aspecto clave en el deporte de resistencia, y sino, que se lo pregunten a Gómez Noya en la bici de Kona 2018, donde perder un bidón en uno de los avituallamientos, le costo casi toda la carrera.

¿Qué es la hiponatremia?

En pocas palabras, pasarse de hidratación.

Cuando una persona consume mucha agua, diluye los líquidos que ayudan a la digestión en la barriga, y eso puede complicar tanto el proceso de absorción, como el tránsito intestinal.

Además, existe la posibilidad de terminar con una hernia de hiato, y con problemas de filtrado por parte del riñón.

Cuando hacemos deporte, la clave reside más en mantener los niveles de sales minerales más que en la hidratación en general, ya que por mucha agua que bebamos, si el cuerpo ya ha eliminado todas las sales, le será imposible de volver a hidratarse.

Uno de los principales causas de muerte por hiponatremia, es la pérdida total del sodio, que hace que las células tengan que hincharse a agua para no colapsar el cuerpo, hasta el punto que la sangre se diluye a un nivel muy alto, y el cerebro podría colapsar.


¿Cómo prevenimos o evitamos la hiponatremia?

Beber entre 2 y 2,5L de agua al día es lo normal.

El problema llega en momentos de la temporada como ahora, entre junio y setiembre, donde entrenar se hace muy pesado por las altas temperaturas y niveles de humedad que azotan nuestras tierras. Debemos de pensar que por cada hora de entrenamiento, podemos llegar a sudar hasta un litro de agua, por lo que la demanada hídrica sube considerablemente.

La clave reside en consumir bebida rica en sales minerales, que son las encargadas de mantener el cuerpo con fuerza suficiente para seguir empujando durante el esfuerzo, ya que puedes comprobar tu solo como es imposible recuperarse de una ‘pájara’ por deshidratación de la misma manera que de una ‘pájara’ por niveles de glucosa bajos, que se solventa con un gel casi de manera instantánea.

Entrenando, seria bueno beber un trago cada 10-15′ si la salida está siendo verdaderamente exigente. En el caso de que el ritmo sea suave y no tengamos sed, podemos alargar el interval.

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Roger Manyà

1998. Triatleta & Comunicación