Publicidad

El sector del deporte se pone en pie de guerra por las medidas del gobierno catalán de poner en el mismo saco a los centros deportivos, al del ocio nocturno, teniendo realidades completamente distintas en ambos casos

“Arbitraria, desproporcional e injusta” ha sido la calificación de Gerard Esteva, presidente de la Unión de Federeaciones Deportivas de Catalunya (UFEC), después de conocer la resolución que obliga al cierre de instalaciones en Barcelona y buena parte de su área metropolitana a causa de los últimos brotes de covid-19.

El sector del deporte ya se ha puesto manos a la obra y ha interpuesto una denuncia al Tribunal Superior de Justícia de Catalunya para paralizar la resolución de la Generalitat, que estrangula aún más a un ámbito muy azotado por la crisis.

Representantes de gimnasios, piscinas y clubs deportivos, tanto públicos como privados, apoyan al UFEC, que aboga por unas “medidas cautelarísimas”, es decir de máxima urgencia, para reabrir los centros deportivos clausurados.

Publicidad

Según informa Esteva, ha sido imposible contactar con el Procicat (Protección Civil de Catalunya) para estudiar medidas alternativas menos dolorosas para el sector.


Discoteca y gimnasio, ¿Mismo riesgo de contagio?

Esteva, ha explicado que la respuesta del Procicat ha sido que el problema recae en el desplazamiento hacia los centros deportivos, no en el desarrollo de la actividad en ellos. A lo que el presidente contesta:

“Hemos desarrollado todos los protocolos para una actividad segura. Los expertos como los doctores Trilla,Clotet o Mitjà, dicen que es más seguro hacer deporte que ir a un bar”.

La directora del clúster del deporte catalán, Anna Pruna, ha asegurado por su parte que: “La mayoría de los usuarios de los gimnasios son siempre de proximidad, y casi siempre van andando y no en transporte público, donde sí hay riesgo”

El resto del sector se ha manifestado con las siguientes frases destacadas de sus órganos más importantes;:

“En todos estos gimnasios hay personas sufriendo, desde trabajadores a propietarios, después de haber pasado tres meses con cero ingresos”.

“Podemos hacer una trazabilidad porque sabemos quién ha entrado y cuándo y con qué personas ha coincidido”.

Publicidad