Publicidad

La triatleta, que ya buscó la mínima para Londres en piscina y aguas abiertas, tiene la oportunidad este domingo de redimirse para Tokio

De ganar la carrera o ser segunda, y nadar en menos de 16:04 los 1500m, Lucy Charles tendría la oportunidad de estar en los JJOO, 6 años después de su última intentona.

Por aquel entonces, Lucy tenía 19 años y se encontraba puramente dedicada a la natación profesional. Ni siquiera se le había pasado por la cabeza el hecho de tomar la salida de un triatlón, hecho que contrasta directamente con el escenario de hoy.

Los 10km de aguas abiertas fueron su apuesta en aquel día, aunque también presentaría candidatura para estar en los 1500m libres. El hecho de quedarse fuera, dejó sin fuerzas a la británica para seguir empujando durante otro ciclo olímpico más.

Publicidad

Charles tiene por delante una brillante carrera en la media y la larga distancia, dónde ya ha demostrado que tiene mucho campo de mejora. Sin embargo, y como cualquier deportista de alto nivel, su motivación para dar el 200% va de la mano de perseguir objetivos ambiciosos y que supongan un reto para el atleta.

Salir de la zona de confort para Lucy, es plantarse en unos Trials de natación, dónde va a pelear de tu a tu contra chicas que llevan 3 años entrenando exclusivamente para esta fecha.

Ella en cambio se encuentra combinando dos disciplinas más con una carga tremenda -mención para la tremenda actuación de Beth Potter en 5k- pero se encuentra confiada de que podrá rebajar su marca de 16:35 y con ello, acercarse al máximo a la mínima de 16:04 que exige el Team GB.


Publicidad