Publicidad

Un coche conducido por una persona drogada atropelló a un ciclista hace una semana en la carretera C-1415a, en Terrassa (Barcelona). Hoy mil ciclistas convocados por el club deportivo RCR 19 de Terrassa con el apoyo de la Federació Catalana de Ciclisme y la familia de la víctima han realizado una manifestación para pedir más medidas de protección y seguridad en las carreteras.

A primera hora del pasado sábado, en el kilómetro 20,8 de la carretera C-1415a, se registró una colisión entre dos coches y tres ciclistas. A consecuencia del choque falleció en el acto R.Z.M, de 44 años y vecino de Terrassa, mientras un segundo ciclista quedó en estado crítico y un tercero, menos grave. Horas más tarde fue detenido el conductor de uno de los vehículos, que dio positivo en la prueba de drogas y quien reconoció ante el juez que el accidente se produjo tras pasar toda la noche de fiesta. Sorprendentemente, tras prestar estas declaraciones, quedó en libertad con cargos.

“¡No es un accidente, es un asesinato!” y “No más muertes de ciclistas”, han sido los gritos de los ciclistas que se han dado cita este sábado en la rotonda de Can Petit de la localidad vallesana junto con los alcaldes de Matadepera y Castellar del Vallès, por donde transcurre la C-1415a, de uso habitual por parte de los amantes del ciclismo. Desde allí han comenzado a pedalear en una marcha lenta de ciclistas, precedidos por un coche con flores de la Federación Catalana de Ciclismo y patrullas de Mossos y Policía Local hasta el punto kilométrico en el que tuvo lugar el siniestro.

Publicidad

Durante la protesta se ha hecho público un manifiesto en el que señalan que “cada una de las personas vestidas con su maillot y subidas en su bicicleta son mucho más que ciclistas. Son padres, madres, hermanos, hermanas, hijos e hijas ¿Qué clase de sociedad somos que cree más importante drogarse o beber y coger un coche que las vidas con las que te vas a cruzar?”, se puede leer en el comunicado.

Publicidad