El balear ha anunciado a través de su cuenta de Instagram que va a luchar por estar en la olimpiada de Paris, dentro de 3 años, despejando las dudas sobre su posible paso al atletismo

Ni atletismo, ni larga distancia, ni retirada. Mario Mola seguirá vinculado a la disciplina que tanto lo ha hecho brillar, al menos durante 3 años más.

Todo ello, llega después de que se encendieran las dudas respecto al futuro de Mario en el trideporte, a sabiendas de que las modalidades sin drafting nunca han sido atractivas para él, se había tanteado la idea de que pudiese probar suerte en el mundo del atletismo.

Sin embargo, el tricampeón del mundo aún tiene mucho que decir en la Fórmula 1 del triatlón.

Con 33 años, el balear buscará estar en la salida de sus 4 Juegos Olímpicos. Así lo ha confirmado a través de su cuenta de Instagram, dónde hemos podido ver que está disfrutando de un periodo de vacaciones en Barcelona, junto a los suyos.

En Tokio, la décima plaza ha estado lejos de lo que el mundo del triatlón le debe al balear. Bien estos 3 años que quedan hasta llegar a París serán un buen momento para detenerse, ajustar y rearmarse para volver a estar en las posiciones por las que Mario debe pelear.

Su grupo de entrenamiento, dado que se trata de la referencia a nivel mundial -concentrando al máximo de aspirantes a las medallas- ha tenido brillantes resultados, y  algunos de mucho más discretos.

Vincent Luis y Jake Birthwhistle sin duda eran candidatos a obtener un mejor puesto que el 13º y el 16º en individual, a pesar de que el francés sumase un bronce en Relevo Mixto.

Por otro lado, el bronce  -y la plata en Relevo Mixto- de Katie Zaferes (18ª en Rio 2016) y el 4º puesto de Marten van Riel (6º en Rio 2016) son fruto del buen trabajo del grupo que entrena Joel Fillol.

Asimismo, no sería para nada imposible verlo en Los Ángeles 2028, momento en el que el Mola tendría 37 años, aún uno menos que ‘el Capitán’ en Tokio. Pero eso ya es soñar mucho…




Comentarios

comentarios