Publicidad

Según la leyenda del triatlón, dado el estado anímico de Sanders después de IM Coeur d’Alene y el hecho de que Frodo sea el local, harán que el germano no tenga rival

Si hay alguien que  sea una voz autorizada dentro del triatlón, ese es Mark Allen.

Y más si se está tratando el tema de una batalla… Quién no se ha motivado en incontables ocasiones, rememorando la mítica ‘Iron War’ que él mismo mantuvo con Dave Scott en el año 1989.

Pues bien, 32 años después de uno de los momentos más épicos de la historia del trideporte, dos de los mejores deportistas que el triatlón ha conocido, se enfrentaran de tu a tu en el Allgäu Triathlon.

Publicidad

Un evento que el propio Allen duda que pueda llegar a enfrentamiento…

Según el norteamericano, Sanders puede llegar a la cita con la moral muy baja de su petada en IM CdA, dónde él mismo reconocía que tocó fondo en términos mentales, y que tuvo pensamientos -los mismos que tenemos todos- muy negativos y oscuros respecto a su futuro en nuestro deporte.

Al contrario que Lionel, Jan Frodeno se encuentra en un buen momento de forma, que se junta además con la fortaleza mental propia de una solidez que ha ido labrando en todos estos años, que lo lleva a ganar todas y cada una de las competiciones en las que toma salida.

A pesar de todo, Allen no quiere olvidar que Sanders es capaz de todo cuando algo se le pone un objetivo entre ceja y ceja, además de reconocer el brutal esfuerzo que protagonizó en su récord de la hora canadiense.

Finalmente, el de Glendale quiso dar un consejo para Sanders. En su opinión debería de abstenerse de correr pruebas a medio gas para testar su mente, y más si se trata de un LD dónde el desgaste físico y mental puede llegar a ser tremendo.

Para revivir la entrevista, click aquí.


Publicidad