Lionel Sanders se ha dirigido a sus seguidores con un mensaje muy importante a través de su canal de Youtube sobre la negatividad que genera la práctica de la natación.

La perseverancia es la clave para obtener resultados si no dominas la disciplina.

Con este mensaje el canadiense ha querido demostrar a los triatletas que no desesperen, que sigan entrenando: hasta a un campeón nato como el agua también le supone un gran desafío.

Filosofía “sin límites” de Lionel Sanders

“Incluso aunque sé que no tengo suficiente talento en el agua y aunque sé que estoy muy por detrás de mis compañeros y competidores más cercanos a mí, e incluso aunque las críticas señalan que nunca podré ganar las más grandes carreras acuáticas, sigo apareciendo en cada entrenamiento, sigo trabajando duro y sigo creyendo que es posible”. Con este mensaje, Sanders ha confesado de forma honesta cómo le afectan las críticas y cómo ha aprendido a manejarlas. Su complicada relación con la natación le ha creado mucha frustración durante toda su vida como triatleta, pero el canadiense nunca se ha dado por vencido. Ahora, tanto tiempo después de triunfar en este deporte, ha comentado a sus fans que está aprendiendo a nadar desde cero: sin nervios y de forma relajada. 

Las claves para mejorar en la natación

Entrenar, centrarte en el ejercicio y en tus metas como atleta y deportista son las claves para vencer y apartar la negatividad de uno mismo en el medio acuático. Su entrenador, David Tilbury, explica las carencias del atleta canadiense y afirma que mantener calma en el agua es imprescindible para notar mejoría: “desde que Sanders está dejando de frustrarse en este medio ya ha mejorado en un 2%”, afirma Tilbury. Pues, la llave para muchos triatletas no deja de ser encontrar su propio ritmo en el agua y adaptarse, sin rabia ni frustraciones, más pronto que tarde.

Más técnica, menos fuerza 

En un mismo día de entrenamiento, Lionel Sanders se propuso valorar cómo afecta la negatividad a la hora de mejorar en la natación. Mismas series, mismos metros, en un mismo día. “He logrado nadar entre tres y cinco segundos más rápido en cada serie, en la misma piscina y a pesar de ser mi segundo entreno del día”. Y esta ventaja con tan solo afrontarlo de una forma más cómoda.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Lionel Sanders (@lsanderstri)

“Los atletas que particularmente provienen del mundo de la  carrera tienden a encontrar en la natación una cosa muy difícil de entender, yo incluido. ¿Cómo es posible que con menos esfuerzo puedes llegar más rápido? No tiene sentido”, así confesaba Sanders, que a pesar de ser campeón del mundo, también se encuentra fuera de lugar en el agua.

“Pero en eso consiste nadar: en cómo agarrar el agua de forma con cada brazada. Cuánto más violento eres con tu cuerpo en el agua, peor”.  Una vez consigas entender esto, acelerarás tu progreso. “Si vienes de la carrera y el ciclismo, puede ser un progreso lento y duro, pero tiene solución”. Menos esfuerzo, más rapidez. Este es el mensaje positivo con el que Lionel Sanders nos ha hecho reflexionar a todos.

 

Comentarios

comentarios