Publicidad

Es quizás uno de los retos más complicados. Pocos lo han conseguido. Si acabar un triatlón de larga distancia es complicado, completarlo en menos de ocho horas es toda una proeza. En 2014 lo consiguieron cuatro triatletas, tres de ellos por primera vez en su carrera. Sólo uno ha conseguido repetir. Incluso se ha dado que dos de los que han conseguido bajar de las ocho horas lo han hecho en la misma carrera. Iván Raña, Christian Kramer y Brent McMahon se han unido en 2014 al selecto grupo de triatletas que cuentan con una prueba de larga distancia (3,8 kilómetros a nado, 180 en bicicleta y 42,195 a pié) completada en menos de ocho horas. El cuarto, Sebastian Kienle.

El español Iván Raña es quien mejor marca tiene en 2014. En Klagenfurt logró la victoria con un tiempo de 7:48:43, bajando así por primera vez de las ocho horas en un Ironman. Tras el gallego acabó Christian Kramer con un tiempo de 7:54:31. El alemán entraba así en la selecta lista de hombres con una marca estratosférica. A final de año, el americano Brent McMahon también lograba acabar un Ironman por debajo de las ocho horas, en Arizona. El último en lograrlo ha sido Sebastian Kienle, campeón del mundo Ironman. El alemán ha bajado de ocho horas en un total de tres ocasiones, dos en Roth y la tercera, en el Ironman de Frankfurt 2014.

Además de Raña hay dos españoles más con una marca por debajo de las ocho horas. Eneko Llanos lo consiguió por partida doble (Arizona 2011 y Frankfurt 2013), mientras que Víctor del Corral lo logró en 2013 durante el Ironman de Florida. Precisamente son los tres triatletas españoles que compitieron en el Campeonato del Mundo Ironman de 2014.

El primero en conseguir romper la barrera de las ocho horas en larga distancia fue el alemán Lothar Leder en el Challenge de Roth de 1996, con un tiempo de 7:57:02. Leder repetiría al año siguiente mejorando su propia marca en veintisiete segundos, también en Roth. Y es que el Challenge de Roth es la prueba que más triatletas con menos de ocho horas tiene en su palmarés. Hasta un total de dieciocho marcas por debajo de las ocho horas se han realizado en la prueba alemana. Andreas Raelert sigue ostentando la mejor marca en larga distancia lograda en el Challenge de Roth en 2011 con un tiempo de 7:41:33. Auténticos hombres de hierro.

Publicidad

Foto: Ironman

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí