Publicidad
Estamos ya en noviembre y la mayoría de nosotros ya estamos empezando a preparar la nueva temporada de triatlón que, al paso que vamos, con el aumento de la oferta de pruebas, un año de estos empezaremos en enero. Si la distancia Ironman es tu destino te dejamos unas reflexiones interesantes.

Manu Moreno – Seguramente muchos de nosotros el año que viene volveremos a marcarnos la distancia Ironman como objetivo de la temporada y tener una medallita de esas que tanto nos gusta en casa para enseñársela a nuestros amigos junto con el polo de finisher y la mochila que paseamos como auténticos pros hasta para ir a comprar el pan a las 11 de la noche.

Dejando de lado la parte jocosa del asunto, mucha gente se enfrenta a su primera competición en esta distancia y le asaltarán numerosas dudas durante este largo y apasionante camino que, como nos ha pasado a todos, sólo la experiencia le ayudará a resolver. Y digo que sólo la experiencia, porque vivimos una época en el mundo del triatlón con exceso de información que, bajo mi modesta opinión, ayuda más a confundir que a aportar soluciones.

Yo, desde luego, no soy el rey de esta distancia ya que debuté en este formato hace dos años y medio después de haber disfrutado del resto de distancias, y cuando vi que mi cuerpo y mi cabeza estaban preparados para afrontar una carrera de estas características. Por eso creo que es mejor conocer el resto de distancias de este deporte antes de dar el paso…pero es sólo una opinión puesto que ahora mismo lo normal es hacer un triatlón sprint y decir: “¡¡¡¡Voy a hacer un Ironman!!!!”

Como decía, debuté hace dos años y medio en la distancia original del triatlón y me enfrenté a una serie de preguntas que en su momento no sabía contestarme. Estas cuestiones eran del tipo: ¿cuántas horas debo entrenar?, ¿cuándo debo empezar a prepararme?, ¿cómo me planteo la carrera?, ¿a qué ritmos debo ir?, ¿qué debo comer?, etc., y si no te lo has planteado…ya te lo plantearás o harán que te lo plantees. A mi al menos me sucedió…y me equivoqué de todas todas porque me olvidé de lo más importante…disfrutar.

Publicidad

No debemos olvidar que la preparación para una distancia de este estilo supone un cambio sustancial en la forma de entrenar pero, y esto creo que es lo más importante, no debe suponer un cambio brusco en nuestra forma de vida. ¿Por qué? Pues porqué seguimos siendo simples aficionados a este deporte, que pagamos por competir y que nos sacrificamos por entrenar compaginando nuestra vida personal, laboral y deportiva. En el momento que olvidamos esto…estamos perdidos.

De la preparación para mi primer Ironman esa fue la principal experiencia que saqué puesto que pensé que me estaba preparando para ir a Hawaii sin escuchar a mi cuerpo y olvidándome de disfrutar durante la preparación. Por eso creo que antes de ponernos a entrenar nuestro primer Ironman debemos tener en cuenta una serie de cosas que nos ayudarán a tener un gran recuerdo de todo este camino.

Para mi, en primer lugar, es no pensar que voy a tener que entrenar 20 horas si quiero acabar. En los tiempos que corren se ha puesto muy de moda hacer horas y horas entrenando, sin fundamento en muchas ocasiones, pensando que si no es así no acabaremos. Puedo decir que, con perspectiva, tengo claro que no es necesario ya que nuestro cuerpo también debe acostumbrarse a un cambio de estas características en la forma y el volumen de entrenamiento si no queremos tener problemas de cansancio, fatiga, etc.  ¿Vale la pena entrenar tantas horas con el único objetivo de ser finisher? Creo que no, pero es tan solo una opinión basada en mis vivencias.

Y, en segundo lugar, vivir esta primera prueba como si fuera la última, disfrutando de todos y cada uno de los entrenamientos preparándonos para el día D, recordando lo vivido hasta llegar a la línea de salida en la hora H y, pensando que a cada segundo que pasa, falta un poco menos para poder cumplir el sueño de cruzar la línea de meta y te digan eso de: “You are an….Ironman”.

Y, ¿qué pasa con el resto de preguntas que me pueden venir a la cabeza? No nos pongamos nerviosos….Poco a poco te las irás contestando…aunque eso sí…un buen entrenador y una buena dietista con cara, ojos, experiencia y un buen currículum te ayudarán a responderlas y poder centrarte en lo más importante…DISFRUTAR…

@manumoreno72

imagen portada www.ironman.com

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí