Publicidad

Mikel Ugarte vuelve a la competición y nos cuenta su estado de forma y cómo han sido los últimos meses

El Campeonato del Mundo de Larga Distancia 2023 era una prueba marcada en rojo en el calendario para muchos triatletas y uno de ellos era Mikel Ugarte que llegaba a Ibiza con ganas y expectativas de hacer una gran carrera después de, sobre todo, el rendimiento mostrado en el Trade Inn 140.6inn donde logró un gran segundo puesto 

Una pena fue su abandono durante la carrera a pie tras una sector de bici donde estuvo empujando en todo momento para intentar recuperar el máximo tiempo posible y jugar sus cartas en la maratón final.

Publicidad

Desde TER, hemos querido hablar con él para que nos cuente cómo han sido estos últimos meses tras estar tanto tiempo en el dique seco y como afronta sus próximos dos objetivos antes de finalizar el año; Challenge Vieux Boucau y Ironman Cozumel

¿Qué fue lo que pasó en Ibiza? ¿Es esa lesión la que te ha tenido tanto tiempo fuera?                                                                   

Al bajar de la bici me empezó un dolor muy intenso en el mulso, lo que resultó en un pinzamiento del nervio. Durante algo más de 3 meses me fue imposible meter impacto corriendo e incluso en los virajes nadando y alguna arrancada en bici también me dolía más de la cuenta.

Es verdad que vida normal podía hacer pero en las tres disciplinas tenía algo de dolor.

¿Cómo ha sido la recuperación?

Pues el verano la verdad es que no lo he podido disfrutar como más me hubiera gustado. Además, al tema de la lesión, se sumó algún que otro problema personal y por lo que estuve con lesión tanto en la pierna como a nivel mental.

En julio, tuve que parar unos 10 días por completo porque ya no soportaba más entrenar todos los días con dolor y mi mentalidad tampoco ayudaba. Aún así, de todo se sale menos del deporte y alguna cosa más.

Muchas sesiones de fisio, mucha paciencia, bastantes lágrimas, aguantar el chaparrón y sobre todo, el apoyo de esas personas que siempre han estado conmigo en los peores momentos

Desde aquí, quiero agradecerlos a todos ellos el apoyo que me han dado y tanto me ha ayudado.

¿Cuanto llevas entrenando con normalidad y sin dolor?

Pues si te soy sincero, de vez en cuando, aún sigo notando cierta molestia pero ya no sé si es físico o mental. Pero estoy bien, ligera molestia puntual pero ya llevaré mes y algo por lo menos acumulando entrenos y manteniendo una constancia.

Nadar y bici, salvo esos 10 días, nunca he parado aunque es verdad que tampoco estuve entrenado nada del otro mundo. 

Preferimos entrenar lo justo, para no ponerme en forma demasiado rápido y volver a quemarme antes de las carreras.

Corriendo, estuve varias semanas de cacos, y luego, como me dolía más si corría suave, mi entreno consistía en calentar 5´ a trote y hacer series fuerte, con las recuperaciones andando.

En el último mes, ya viendo la posibilidad de competir este año, sí que he metido entrenamientos potentes, de tiradas largas a ritmos exigentes. Sinceramente, en medio de la tormenta, alguna que otra vez pensé que no volvería a correr a esos ritmos nunca más.

¿Estás en los mismo números que antes de Ibiza?

Pues creo que si, o, al menos, muy cercanos. Quizás corriendo aún me faltan bastantes semanas de acumular kilometros para tener sobre todo seguridad. Pero los ritmos van saliendo. Lo que no tengo es ritmo de competición que siempre es algo muy importante pero por eso quiero terminar el año compitiendo.

¿Qué objetivos tienes, a nivel de rendimiento, en ambas pruebas?

Pues la respuesta más típica sería “volver a sentir el ponerme un dorsal” o algo así, pero sinceramente, no voy a poner excusas y al Challenge Vieux Boucau voy porque quiero meter un entreno de mucha calidad. Si me quedara en casa, me tocaría hacer unas 6 horas de entrenamiento, entonces mejor competir, que así sólo son 4.

En cuanto al Ironman de Cozumel pues a ver que sale.

Creo que puedo rendir medianamente bien en esta distancia e iremos a por ello. Confianza tengo, ganas también e ilusión ni te cuento.

¿Entrenamiento que te haya dado confianza de cara a esta carrera?

Podéis mirar mi Strava (risas). Al principio no me hacía ilusiones y con entrenamientos potentes empecé a ser más cauto que otra cosa, porque no sabía al día siguiente si podría entrenar o no. Me centré en sacar el entreno que tocaba en cada momento y hacer las cosas lo mejor posible. Creo que la clave está en la constancia, no en los cohetes de un día.

Publicidad