Publicidad

Su preparador será Olaf Wildeboer hasta el final de una temporada donde tiene el objetivo de nadar los Europeos en agosto

La suspensión de los Mundiales de natación no ha pasado desapercibido para casi nadie, o nadie. Muchos deportistas y selecciones han tenido que variar la hoja de ruta que habían planificado. Ya no tienen el objetivo de estar al cien por cien en mayo para disputar los Mundiales de la ciudad nipona de Fukuoka. Se tendrán que esperar hasta julio del año que viene.

Un cambio de esta índole puede ser para mal o para bien como es el caso de la nadadora española Mireia Belmonte. Sin entenador desde los Juegos Olímpicos del año pasado, Belmonte se quedó sin entrenador tras la salida del francés Fred Vergnoux de la Federación Española.

Ahora parece que el rumbo de su futuro vuelve a buen cauce. De hecho, el pasado lunes se confirmó la vuelta de Mireia Belmonte al lugar que fue su casa desde 2013: el CAR de Sant Cugat. Con esto, la catalana se integrará al grupo de entrenamiento dirigido por Olaf Wildeboer.

Publicidad

El ofrecimiento del CAR por parte de la Federación Española viene de hace bastante tiempo; pero con el aplazamiento de los Mundiales de Japón, la nadadora, finalmente, se ha decidido a retornar. Su entrenador será Olaf Wildeboer, recientemente contratado, y en un futuro se prevé que se incorpore un técnico canadiense como máximo responsable después de los Juegos de la Commonwealth.

El aplazamiento de los Mundiales le han ido de maravilla a Belmonte quien no tenía en mente ir en mayo a Japón. Su forma no era la mejor para hacer un buen clasificatorio español en abril. Además, de este certament clasificatorio también se conocerá el equipo que compita en los Europeos de agosto.

Comentarios

comentarios

Publicidad