Publicidad

La triatleta de Badajoz ha decidido que no va a estar en la línea de salida de la WC Valencia

Miriam Casillas cierra un 2020 positivo en cuanto que ha podido no solo competir, sino que pudo sumar un valioso resultado a su currículum en la WC Karlovy Vary, donde fue 7ª luego de haber participado en la Serie Mundial de Hamburgo y haberse llevado el bronce en el Campeonato de España Sprint en Pontevedra.

Una temporada en la que la triatleta ha podido sumar mucha calidad a pie, además de completar grandes bloques de entrenamiento -a pesar del confinamiento-, que le han permitido asentar las bases para hacer un ciclo de preparación para Tokio de manera óptima.

Así pues, y en vista de que las competiciones que se avecinan no van a tener mucha relevancia en sus aspiraciones de lograr su mejor resultado en unas olimpiadas, la del Triatlón Ferrol ha dado el 2020 por bueno. Recordamos que en Río 2016, Miriam ocupó la 43ª posición, después de quedarse cortada del primer grupo en el tramo de natación, donde se insertaban la mayoría de favoritas.

Publicidad

Imatge

Ya con la vista a 2021 y con la clasificación asegurada, Casillas juega con la ventaja de poder planificar las balas que va a disparar antes de la cita del próximo 27 de julio a las 6:30.

Una carrera para la que no sólo hay que prepararse mentalmente, sino que las altas temperaturas y los niveles de humedad pueden jugar un papel clave el día D. Veremos cuál es el camino que toma Miriam para tratar de llegar lo más aclimatada posible a Tokio.

Publicidad