La gendarmería registró a fondo las habitaciones de los colombianos del equipo francés durante el Tour, y crecen sobre él las sospechas de dopaje

Durante la 17ª etapa del Tour en Meribel, la policía francesa procedía a registrar las habitaciones de hotel de  Nairo Quintana, su hermano Dayer y Winner Anacona, todos ellos colombianos. Asimismo, también se entró en habitaciones de corredores, sino que se buscó entre el staff y los vehículos de equipo.

De momento, el sumario resta bajo secreto, aunque fuentes próximas a la físcalia de Marsella indican que se encontraron productos y suplementos nutricionales y farmacológicos, de los cuales uno podría llegar a catalogarse como dopaje. Más concretamente, fueron 100 mililitros de suero fisiológico y “material de inyección” lo que se ha incautado para investigar. Vale recordar que en casos recientes de dopaje, el uso de suero fisiológico ha servido para reducir el nivel de glóbulos rojos en la sangre.

Además, el propio fiscal ha mandado a declarar hoy lunes a dos de los implicados en el caso, miembros del equipo Arkea.

Según varios medios franceses, las dos personas detenidas que han tenido que declarar en el día de hoy son un médico y un asistente del equipo Arkea, que habrían sido trasladados como detenidos.

El diario Le Parisien también ha confirmado que los dos hermanos Quintana fueron interrogados como parte de la investigación

Por parte del equipo, ha sido Emmanuel Hubert, director deportivo, quien ha salido a comunicar la posición del Arkea ante todo este caso. Según Hubert, el foco de la investigación recae sobre un grupo de corredores, y no sobre el equipo o cuerpo técnico, por lo que se descartaría cualquier ciclista de la formación si se destapase algún caso de doping.

«La semana pasada se llevó a cabo un registro en nuestro hotel, como ya he confirmado con varios medios. Solo involucró a un número muy limitado de ciclistas y sus familiares cercanos que no son empleados del equipo».

El equipo, su director general así como su personal, que actualmente se mencionan en los medios de comunicación, no están de ninguna manera implicados y, en consecuencia, no están informados de ningún elemento, cercano o lejano, relativo al avance de la investigación, que, les recuerdo, no está dirigido directamente al equipo ni a su personal.

Obviamente apoyamos a nuestros corredores, pero si resulta que, al final de la investigación en curso, elementos que confirmen la veracidad de las prácticas de dopaje, el equipo se desvinculará de inmediato de tales actos y tomará de inmediato las medidas necesarias para poner fin a los vínculos que podrían unirlos con métodos inaceptables contra los que aún se está combatiendo.

De hecho, el equipo, como miembro del MPCC (el Movimiento por el Ciclismo Creíble), siempre y desde los últimos 20 años, ha demostrado su compromiso con la ética y se ha pronunciado a favor de la lucha contra el dopaje».

Comentarios

comentarios