El triatleta de Olot da ejemplo con su particular reto #yoentrenoencasa con unos números que son casi imposibles de ver entre ciclistas profesionales

Empezando a las 10:30 de la mañana, para acabar cuando el sol ya se ha ido a dormir.

La gesta de Oliveras queda para la historia, puesto que no conocemos a ningún triatleta o ciclista que haya completado una ‘locura’ similar entrenando en casa.

Por si alguien tenía dudas de si es posible de completar sesiones de más de 5 o 6 horas, este entreno lo deja claro. Veremos si alguien se atreve a superar la machada que ha completado el catalán.

Un entreno de coco y ‘ultrafondo’, aunque con una media de 185 vatios y una máxima de 483w.

Lo más seguro es que veamos algunas locuras en la cinta de correr o en el rodillo por parte de otros deportistas dispuestos a no perder ni un ápice de su preparación.


Os dejamos con la entrevista exprés al crack de la Garrotxa, de hace unas semanas.

Comentarios

comentarios