Publicidad

Después de ganarlo todo como triatleta (siempre la faltará Kona), la suiza cerrará su dilatada trayectoria en el trideporte con el reto Pho3nix

Después de soprender a todo el mundo ganando pruebas de corta, media y probarse como atleta a sus más de 40 años, Nicola Spirig ha decidido que su hora ha llegado. Sin embargo, Spirig se ha guardado su mejor versión para el Sub8, que ella misma revela que es lo único que le motiva ahora. Y es que en una deportista de esta talla, una declaración de intenciones así, no debería tomarse como farol…

Sin embargo, lo consiga o no, Spirig quiere dedicar sus próximos años a su familia y a otros proyectos quizás relacionados con el deporte.

“Durante los últimos 25 años, he logrado casi todo con lo que siempre soñé, tanto atlética como personalmente. He podido participar en cinco Juegos Olímpicos, he ganado dos medallas olímpicas y siete Europeos. He sido la Deportista del Año de Suiza, he construido una fundación y la serie Kids Cup, y soy mamá de tres hijos maravillosos. Estaré siempre agradecida con los que me han acompañado en este camino, haciéndome experimentar la plenitud humana a través del deporte. Estoy en paz, por eso he decidido retirarme del triatlón profesional al final de la presente temporada.»

Publicidad

Sprig agradecía a su familia y al artífice de tantos éxitos, su entrenador Brett Sutton. Junto a él ha conseguido transformar el motor de corta, a uno capaz de rendir en las distancia que sea. Una combinación letal dada su actitud de hierro.

Tras 25 años de carrera, el proyecto Sub8 será su único foco en lo que va de temporada, aunque quizás acuda a pruebas locales para recibir el cariño de su gente.

El palmarés de Spirig incluye el oro Olímpico en 2012, Dos Campeonetos de Europa en 2009 y 2010, además del sinfín de pruebas ITU y sin drafting en estos últimos años.

Comentarios

comentarios

Publicidad