Publicidad

Sam Long nos cuenta como compatibilizar la paternidad con el triatlón profesional, mantenerse al mejor nivel y nos enseña como es un día de entrenamiento en su nueva vida

INTRODUCCIÓN


Hace unos meses, el 1 de agosto de este mismo año, al estadounidense Sam Long le cambiaba la vida con el nacimiento de su primer hijo, Leo. Un nacimiento que le pilló a pocos días de viajar a Milwaukee para disputar el PTO US Open en el que finalmente logró un gran 5º puesto increíble tras unos días previos sin apenas descansar. 

Publicidad

Pues bien, a pesar de su nueva responsabilidad y todos los cambios que han supuesto su reciente primera paternidad, el triatleta de Trek ha querido compartir con todos sus seguidores cómo es su día a día y como se puede compatibilizar el ser padre con los entrenamientos de un triatleta profesional. 

Es de destacar, que durante estos primeros cuatro meses, siendo papa, Sam Long ha logrado ser en las dos prueba de la PTO (US Open y Asian Open), dos puestos en Ironman 70.3 (Maryland e Indian Wells) y 12º en el Mundial Ironman 70.3 Lahti.  

PRINCIPALES CAMBIOS CON LA PATERNIDAD


El propio Sam Long explica que tras el 1 de agosto su vida cambió radicalmente “tengo una vida totalmente diferente a la que tenía antes y es una vida a la que te tienes que adaptar 

Esos cambios a los que se refiere el estadounidense están fundamentados en dos aspectos “Ahora tengo una responsabilidad que no tenía antes y es la de cuidar a un recién nacido y eso implicar no sólo estar con él, si no también darle todo lo que necesita. Además, el tiempo que tengo para hacer mi trabajo y poder llevar a casa todo lo que mi familia necesita es mucho menor

Por ello, a pesar de que Sam Long confiesa seguir entrenando tal y como hacía antes, ahora el entrenamiento es muy diferente “antes podía salir de casa a las 08:00 y hacer un entrenamiento bueno de bici pero parar en medio del entrenamiento a tomarme un café durante 30 minutos. Ahora no lo puedo hacer porque dejar a tu mujer sóla con un recién nacido tanto tiempo es irresponsable 

Aún así, a pesar de tener que hacer todos los entrenamientos sin apenas tiempo para descansar o comer, el estadounidense cree que puede seguir rindiendo a un gran nivel “a pesar de tener que tener una planificación mucho más rigurosa, a días de hoy realmente pienso que puedo ser mejor de lo que he sido hasta ahora 

UN DÍA EN LA NUEVA VIDA DE SAM LONG


Para que la gente se haga una idea de cómo es ahora un día en la vida de Sam Long, el estadounidense ha querido compartir como es un día suyo. 

BICI

A las 08:00 de la mañana sale de casa para hacer un entrenamiento de unas 2 hora de bici que consiste en:

  • 45 minutos o 1h de calentamiento 
  • 45 minutos a ritmo de carrera que ahora mismo será entre 330 y 350 wattios dependiendo como me sienta

El objetivo con esta sesión es asegurarse de fatigar un poco las piernas para llegar al entrenamiento más importante del día que es la carrera a pie con cierta fatiga de piernas. 

Los datos del entrenamiento al final son los siguientes:

  • Calentamiento 54 minutos a 216 wattios
  • 48 minutos a 344 wattios y 129 pulsaciones por minuto
CARRERA A PIE

Tras el entreno de bici, el estadounidense se va directamente a la pista para hacer el entrenamiento de carrera a pie que llevará 1h10. 

El entrenamiento consiste en 10 series de 1km con 90” de descanso a 3:10 el km aproximadamente. Finalmente, las series fueron las siguientes:

  1. 3:13
  2. 3:10
  3. 3:12
  4. 3:12
  5. 3:11
  6. 3:11
  7. 3:07
  8. 3:09
  9. 3:10
  10. 3:07
  • Tras las series de 1km hizo dos series de 200m en 31 y 30,6 segundos respectivamente. 
  • TOTAL ENTRENAMIENTO: 16km 
NATACIÓN

Tras reponer un poco de fuerzas en casa, a las 11:50 estaba en la piscina para ponerse el neopreno y hacer el entrenamiento que consistía en:

  • 3 SERIES
    • 3 x 100 fuertes saliendo cada 1:10 (intentando hacerlo 3n 1:00) + 300m en 3:30 (1:10/100m) + 100m suaves 
  • 3 SERIES
    • 500m con palas en 6:30
  • TOTAL: 4200m 
FISIO

Tras el masaje en casa a la vuelta de la piscina, a eso de las 13:15, Sam Long ya había terminado con su día de trabajo y podía disfrutar durante el resto del día con su hijo y su pareja.

Publicidad