Publicidad

El pasado martes, la máxima organización estadounidense de natación (USA Swimming) publicó la nueva Política de Inclusión de Atletas, Equidad Competitiva y Elegibilidad

La máxima organización norte-americana de natación, la USA Swimming, hizó oficial su nueva Política de Inclusión de Atletas, Equidad Competitiva y Elegibilidad tras la reciente controversia en torno a la nadadora trans, Lia Thomas. Competidora de la Universidad de Pensilvania, batió el récord de los 200 metros y 500 metros estilo libre en una competición femenina interuniversitaria.

El debate se inició tras salir a la luz que Thomas se sometió, durante al menos un año, a una supresión de la testosterona antes de las competeiciones. Cosa que hizo pensar a la Asociación Nacional Deportiva Universitaria (NCAA) si se debía hacer una cambio de las reglas vigentes en ese momento.

Por este motivo, que fue el que dio que pensar a la USA Swimming, y por otros, la máxima institución de natación publicó un nuevo reglamento sobre las nadadores transgéneros que “en vigor inmediatamente, es aplicable únicamente a los atletas miembros de USA Swimming y a los eventos de élite aprobados, tal y como se define en la política, y permanecerá en vigor hasta que la FINA publique una política de élite”.

Publicidad

En el comunicado, la USA Swimming hace referencia así misma como una organización que “ha defendido y seguirá defendiendo la equidad de género y la inclusión de todas las mujeres cisgénero y transgénero y sus derechos a participar en el deporte, al tiempo que apoya fervientemente la equidad competitiva en los niveles de competición de élite”.

La nueva reglamentación se dividirá en dos partes: para el nivel no-élite donde “se ha establecido un proceso inclusivo por el que un atleta puede elegir cambiar su categoría de competición para poder experimentar el deporte de la natación de una manera que sea coherente con su identidad y expresión de género”.

Y para el nivel élite: “se ha creado una política para la participación de atletas transgénero en los EE.UU. que se basa en la ciencia y en métodos basados en la evidencia médica para proporcionar un campo de juego igualitario para las mujeres cisgénero de élite, y para mitigar las ventajas asociadas con la pubertad y la fisiología masculinas”.

[embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=-ZBtKzq3CmU[/embedyt]

Publicidad