Publicidad

Canyon inaugura su nueva sede en Koblenz, Alemania: Un inspirador entorno de trabajo para seguir revolucionando el mundo del ciclismo.

 

 

 

Publicidad

La conocida marca de bicis ha experimentado un gran crecimiento en los últimos años y prueba de ello es que alcanzaron con gran rapidez el cupo máximo de su anterior espacio en Alemania, que contaba con mas de 1.200 puestos de trabajo. Así que ahora, 300 puestos de trabajo completamente equipados, 13 grandes salas de reuniones y 7 espacios abiertos compartidos en 4 pisos conforman su nueva sede en Koblenz, Alemania.

La nueva sede de Canyon ha sido diseñada para reflejar la esencia de sus bicicletas: minimalista, elegante y con estilo. Grandes ventanales inundan cada piso con luz natural, creando un ambiente pacífico y organizado que inspira a la creatividad y la innovación.

Pero esta no es solo una sede corporativa; es un lugar que refleja la pasión de Canyon por el ciclismo. Las bicicletas ganadoras de carreras y los maillots de sus campeones se exhiben por todo el edificio, recordándonos constantemente la dedicación y el espíritu de competición que impulsa a la marca.

Más que una oficina

No solo se trata de un lugar de trabajo, sino de un espacio que fomenta un estilo de vida activo. Para los amantes del ciclismo, la sede ofrece amplio estacionamiento para bicicletas y lugares para lavar y secar su equipo después de una salida en bici. Además, el compromiso de Canyon con el medio ambiente también se refleja en su nueva sede. El edificio utiliza bombas de calor y paneles solares para minimizar su huella de carbono.

La zona de comedor del espacio ha sido diseñado para fomentar el compañerismo entre los empleados, esto la convierte en un punto de encuentro donde las conversaciones fluyen y las conexiones se fortalecen. Es un espacio que alimenta el alma y nutre el espíritu de equipo, creando un ambiente laboral positivo y lleno de energía. Además, el restaurante para empleados ofrece opciones veganas y vegetarianas con productos regionales y orgánicos, brindando una experiencia culinaria saludable y rica para recargar energías.

La nueva sede de Canyon es mucho más que una infraestructura. Es una inversión en el futuro de la compañía y en el bienestar de su equipo. El director ejecutivo de Canyon, Nicolás de Ros Wallace, lo resumió perfectamente: “Nuestra nueva sede en Koblenz es un lugar vibrante para expandir nuestro potencial. El ambiente animado e inspirador es el ideal para desarrollar y construir las mejores bicicletas del mundo”.

La inauguración de la sede de Canyon en Koblenz refleja el compromiso de la marca con la excelencia y la innovación continua. Esta nueva casa se suma a las salas de exposición en California y Bélgica, consolidando la posición de Canyon como una de las líder mundial en el mundo del ciclismo. Con su nueva sede como plataforma para futuros proyectos ambiciosos.

Publicidad