Publicidad

La WADA ha confirmado junto a los otros dos estamentos más importantes del deporte limpio, un nuevo sistema de almacenaje de las recogidas de muestras en cada control, para poder revisarlas al cabo de unos años

Engañar al programa va a ser más complicado que nunca para los deportistas que se quieran dopar, ya que se ha reforzado en gran medida, el sistema de guardado de muestras de cada deportista.

La mejor manera de saber si un deportista se dopó, es teniendo un pasaporte biológico, la clave en muchos casos, de sanciones que se otorgan al cabo de unos años.

Todo ello anunciado por la WADA -Agencia Mundial Antidopaje- Junto a la ITA -encargada del protocolo de test y la regulación de ellos- además del COI.

Publicidad

En el comunicado, dejan claro que el sistema de almacenaje va a ser mejor y durante más tiempo, de esta manera, se crearía un centro dónde el control de las mismas muestras quedaría restringido totalmente a pocas personas, y estas podrían ser analizadas las veces que sea pertinente.

Aparentemente, este centro estaría ya en construcción y estaría operativo para antes de Tokyo 2021, para así revisar las posibles alteraciones en los resultados de un análisis en carrera

Publicidad