Publicidad

El alemán ganó el Ironman 70.3 de Vietnam con una gran actuación a pie en el medio maratón final.

Si había dudas, Patrick Lange las ha disipado todas. El campeón del mundo era el único triatleta de primer nivel que no había competido aún esta temporada y su estado de forma era una auténtica incógnita. Pero hoy, en su debut en 2019, ha vencido con claridad en un Ironman 70.3 de Vietnam que contaba con un cartel plagado de grandes nombres.

Tras unos 1.900 metros de natación dominados por el neozelandés McNeice, Lange ha completado los 90 kms de bicicleta metido en un grupo de perseguidores que marchaba por detrás de Tim Reed, que llegó a la T2 con más de 2′ de ventaja. Aún y así, tras la transición, Lange ha puesto el piloto automático y ha arrasado con un medio maratón final en 1h15′. Tras el de Canyon (3h49’09”) han completado el podio Tim Van Berkel (3h50’57”) y Reed (3h52’14”).

Con su victoria de hoy en Vietnam, Lange presenta su firme candidatura a revalidar su triunfo en el Ironman de Kona, donde ganó en 2017 y 2018. Además ha dejado claro que será muy competitivo en medio distancia, un formato en el que competirá en el Mundial de Ironman 70.3 del próximo mes de septiembre, donde se verá las caras con Gómez Noya y Jan Frodeno.

Publicidad
Publicidad