Publicidad

Nos encontramos en un momento de la temporada donde nos inundan de pruebas para este ansiado 2022, pero debemos tener calma, no precipitarnos en nuestras decisiones, buscar pequeños objetivos, teniendo unos buenos hábitos a su vez.

Si juntamos estos “días” que quedan de año y los meses de enero y febrero, abarcamos un período idóneo de pretemporada, entrenamientos que van a marcar nuestro estado de forma, nuestros objetivos a corto, medio y largo plazo.
En estos meses, el clima es más idóneo para realizar Carrera, le daremos un poco más de
prioridad. Los meses de febrero y marzo hay en toda España carreras de 10 kilómetros. Una buena primera toma de contacto puede ser la carrera de San Silvestre de nuestra localidad, normalmente son 5 ó 10 kilómetros, los cuales nos servirá como un pequeño test para saber desde donde partimos como atletas, para realizar una buena planificación en lo que resta de año.
Respecto al Ciclismo, podemos enfocar la semana realizando una o dos sesiones de rodillo, con series en alta intensidad, las cuales nos harán mejorar nuestro VO2max y nuestro FTP, realizadas a ser posible con potenciómetro, ya que dicha herramienta nos hará partir de una base y mejorar diferentes parámetros.
Los fines de semana, normalmente debido a una mayor disponibilidad, realizaremos salidas en bici con “la grupeta”, donde cada uno debe saber de qué condición física parte. Las salidas en bici deberán hacerse de manera progresiva, tanto en tiempo como en intensidad, aspecto a tener en cuenta en la persona que marca el recorrido o la intensidad del recorrido en bici. Estos entrenamientos serán idóneos para apuntarnos a una prueba cicloturista en los meses de marzo o abril, buscando esa motivación en los fríos días de invierno.
Por último y no menos importante, la Natación. A mi parecer, en el invierno es dónde se
encuentra nuestra mejora, ya que no podemos pensar en realizar una gran prueba de triatlón si no disponemos de un buen ritmo de nado, una técnica que no decaiga al final del primer segmento. Para ello deberemos hacer sesiones planificadas y supervisadas por un entrenador, ya que la corrección en piscina es fundamental a la hora de mejorar, realizando de dos a cuatro sesiones a la semana. Esta mejora nos hará tener nuevas sensaciones con el medio acuático.
En los meses de abril a junio también hay en nuestro calendario varias travesías, las cuales nos harán quitarnos ese respeto al mar abierto y disfrutar del mismo. Los hábitos positivos pueden ayudarte a alcanzar este tipo de objetivos y más, pero los hábitos no consisten en obtener algo. Los hábitos consisten en convertirte en alguien.(*)
*James Clear (Hábitos Atómicos).

Comentarios

comentarios

Publicidad