Tadej Pogacar es el nuevo campeón virtual del Tour de Francia después de la exhibición que acaba de ofrecer en Planche de Belles Filles, donde ha llevado al límite a Roglic y al Jumbo-Visma

El Tour de Francia 2020 acaba de ofrecer en su 19ª* etapa, lo que muchos aficionados venían reclamando desde las primeras jornadas, y es que acabamos de vivir la contrarreloj más espectacular de los úlitmos tiempos.

Una crono que favorecía a los hombres de la clasificación general, pero que dejaban al líder Roglic, sin su equipo que le ayudase a cerrar el hueco ante dificultades, y vaya si ha sufrido. La mueca de dolor en la cara del esloveno, viéndose doblegado por su compatriota -que por cierto, tan sólo tiene 21 años- ha sido impagable. Un rictus de hundimiento se podía ver en los rostros de Wout Van Aert y Tom Dumoulin, compañeros de Roglič, en la cámara de meta.

Eran muchos los que vaticinaban un sorpasso de Pogačar, dado que en Grandes Vueltas anteriores, el corredor del UAE había demostrado un rendimiento superior en la última semana, que hacían peligrar el amarillo en parís para Primoz.

La contrarreloj de 36km con final en alto de la Planche de Belles Filles, ha hecho el resto. Pogačar ha volado en las durísimas rampas de la parte final de la cota, recortando los 57″ de déficit con los que partía en la salida, y endosándole 59″ a su favor.

“Pienso que estoy soñando. No sé qué decir”, ha declarado Pogačar tras cruzar la meta. “Estoy muy orgulloso del equipo. Hicieron un gran esfuerzo y en el día final se ha cumplido el sueño que llevábamos soñando desde el principio. Es increíble”, ha añadido después Pogačar.

Imagen

Comentarios

comentarios