Las cintas de correr son una de las mejores alternativas cuando se quiere mejorar el estado físico, el running es una de las prácticas que mejora rápidamente la salud.

Para comprar una cinta de correr, no hay necesidad de gastar demasiado, un precio elevado no es sinónimo de mayor calidad. Existen muchas marcas que ofrecen muchas prestaciones por un precio mínimo. A continuación, te mostraremos a detalle las principales características que toda buena cinta debe tener.

 

Características de una cinta de correr


  • Velocidad: puede variar dependiendo de la potencia del motor, si no eres un deportista profesional y no buscas un entrenamiento fuerte, puedes comprar una de velocidad estándar.
  • Resistencia y Potencia: No todas las bandas tienen la misma resistencia, la elección de esta dependerá también de tu peso. Por eso antes de comprar, fíjate que ésta tenga la suficiente resistencia para soportar tu peso, ya que si obtienes una con menor resistencia puedes terminar rompiéndola o haciéndote daño. Si la banda no es la apropiada para tu peso, ésta no será capaz de alcanzar su velocidad máxima y si su resistencia está muy por debajo de tu peso es probable que no se mueva como es debido.
  • Amortiguación: Los sistemas de amortiguación de las bandas, soportan el impacto mientras corremos, de este modo reduce el impacto tras cada paso. Si optamos con una máquina con una buena amortiguación nuestros músculos y articulaciones se mantendrán seguros y no habrá ninguna probabilidad de daño en este aspecto.
  • Tamaño de una cinta de correr: En el mercado existen diferentes tipos de cintas, cada uno de ellos está pensado en las necesidades particulares de cada persona. El tamaño apropiado se debe ajustar a nuestra estatura, entre más alto seas necesitarás una cinta más larga y si eres de estatura promedio o menor, una estándar estará bien. Para una estatura igual o superior a 1.80m, un tamaño de 46 x 130 cm o superior será de gran ayuda, si mides menos no habrá problema en que compres una de por ejemplo 42 x 120 cm.

Como has podido ver, la mejor característica que puede tener una buena máquina de correr es que ésta se adapte a ti y que tenga la suficiente resistencia para soportar tu propio peso, si compras una de menor resistencia no solo se verá afectada la vida útil de la máquina, sino que también pondrás en peligro tu seguridad.

Estilos de cintas de correr


Existen varios tipos de cintas de correr, las que son manual, las motorizadas, las plegables y las fijas.

  • La cinta de correr manual, como su nombre lo indica funcionan gracias al impulso que le damos a la banda cuando caminamos o corremos, de esta manera se mantendrá en movimiento. Este tipo de cintas de correr son más baratas y accesibles para todos los bolsillos.
  • La cinta de correr motorizada, tiene incorporado un motor el cual le da movimiento a la banda, a su vez, tiene diferentes tipos de velocidades que puedes graduar dependiendo del tipo de ejercicio que quieras hacer o de tu estado físico.
  • Las bandas de correr plegables son ideales para espacios pequeños, se adaptan fácilmente a cualquier superficie y una vez termines de usarla la puedes guardar sin problema alguno. Sobre todo resulta bastante útil cuando el espacio de tu hogar es mínimo, ya que una máquina fija estaría ocupando un espacio notable.
  • Las cintas de correr fijas no tienen la posibilidad de doblarse, estas son más pesadas y necesitarán más espacio que las anteriores. Ésta máquina es mucho más profesional, más pesada y tambalea algo menos que una cinta de correr fija.

Como puedes notar cada tipo de cinta se adapta a las necesidades o preferencias de cada persona, tanto en temas de espacio como en presupuesto. Hacer cardio en una cinta de correr te ayudará a mejorar tu condición física y ,por supuesto, fortalecer  tus músculos y corazón.

 

Comentarios

comentarios